As Informativas Asociación Española de



Descargar 5,19 Mb.
Página7/10
Fecha de conversión10.04.2017
Tamaño5,19 Mb.
1   2   3   4   5   6   7   8   9   10

Figura 2. Prueba del ejercicio en isquemia del
antebrazo. Imagen tomada de Bruno el al.
2002 [2].


La prueba funcional del ejercicio en is-
quemia del antebrazo ha sido la práctica clí-
nica más utilizada, cuando el cuadro
sintomático es sugestivo de enfermedad de
McArdle. Esta prueba no es específica, se uti-
liza para detectar el bloqueo en la vía de de-
gradación del glucógeno a ácido láctico.
Consiste en la interrupción de la circulación
sanguínea en la zona del antebrazo mediante
el uso de un esfingomanómetro (Figura 2),
tras la cual se le pide al paciente que ejercite
su mano durante un periodo de tiempo de 1
minuto. Se toman muestras de sangre seria-
das (minutos 1, 3, 5 y 10) para determinar la

curva respuesta del lactato, que en caso de bloqueo en la glucogenolisis o glucó-
lisis, es plana [4]. En pacientes débiles o no motivados, si la ejercitación del an-
tebrazo no es la adecuada, se pueden obtener falsos positivos. En el año 2001, se
sugirió que esta prueba debía ser abandonada, ya que en un paciente se había pro-
ducido inflamación y necrosis muscular, a causa de la interrupción del flujo san-
guíneo durante la prueba del ejercicio en isquemia del antebrazo [21]. Algunos
autores han propuesto una variante para el diagnóstico denominada prueba del an-
tebrazo en ejercicio, que se realizaría exactamente de la misma manera pero sin
interrupción de la circulación sanguínea, por lo que es más segura para el paciente
[
22].

La biopsia muscular ha sido ampliamente utilizada para un diagnóstico más


preciso de estos pacientes, en la cual mediante el estudio bioquímico y/o histo-
qu
ímico se puede evaluar la actividad GP muscular. En los laboratorios de diag-
nóstico de manera rutinaria, se puede valorar la actividad GP en el homogenado
de la biopsia muscular, que generalmente es inexistente en los pacientes de McAr-
dle. La reacción histoquímica para GP también es una herramienta de diagnóstico
habitual, que muestra una ausencia total de actividad en las fibras de los pacien-
tes, a excepción de que haya habido un episodio de mioglobinuria inmediatamente
anterior a la realización de la biopsia. En este caso, las fibras regenerantes pre-
sentes en la biopsia muestran una actividad positiva GP, probablemente debida a
la reexpresi
ón en estas fibras de la isoforma GP cerebral [4]. Adicionalmente a la
histoquímica para actividad GP, en los pacientes se puede realizar la tinción del
ácido periódico de Schiff (PAS), mediante la cual se pueden observar acúmulos
de glucógeno subsarcolémicos y en menor frecuencia intermiofibrilares.

83

Las Glucogenosis en España

Recientemente, se ha desarrollado una prueba sobre ergonómetro para diag-
nosticar a estos pacientes [23]. Esta prueba se basa en el second wind (bajada del
ritmo cardiaco y sensación de agotamiento) que sufren los pacientes de McArdle
a los 7 minutos de pedalear en una bicicleta estática a un ritmo suave y con una
carga constante. El second wind es un síntoma patognomónico en estos pacientes
y permite distinguirlos de otros pacientes con miopat
ías metabólicas de una forma
simple y rápida.

Actualmente, el diagnóstico preferencial es el basado en el análisis molecular
de muestras sanguíneas (Figura 3). Es un análisis muy poco invasivo y dado el am-
plio conocimiento que existe de la genética de esta enfermedad, en las diferentes
poblaciones, puede estar altamente dirigido [24]. En la poblaci
ón española se re-
comienda empezar por la búsqueda de la mutación p.R50X, seguida de las muta-
ciones p-W798R y p.G205S (mutaciones de mayor frecuencia en población
española), y la secuenciación completa de los exones 1, 14, 17 y 18. Siguiendo
estas directrices, se consigue identificar la mutación causal en un 75,8% de los
pacientes [5].

Diagnóstico molecular en DNA de sangre



Figura 3. Pasos a seguir para el diagnóstico de pacientes de McArdle españoles. Los cuadros de la izquierda in-
dican las mutaciones y exones u analizar. Estos cuadros están unidos por (lechas gruesas verticales que indican
los pasos consecutivos a seguir. Los cuadros de la derecha representan el porcentaje (intervalo de confianza del
95% ) de los pacientes en los cuales, los dos alelos mutados fueron identificados siguiendo los consecutivos pasos
de análisis (Hechas horizontales). E:exón. Imagen tomada de Rubio et al. 2007 [5].

84

Las Glucogenosis en España



3 Alteraciones metabólicas y fisiopatologia del ejercicio en la enferme-
dad de McArdle

Dependiendo de la intensidad y la duración del ejercicio, el músculo utiliza di-
ferentes sustratos y rutas metabólicas: glucogenolisis seguida de glucólisis anae-
róbica, glucogenolisis seguida de glucólisis aeròbica y glucosa sanguínea. La
intolerancia al ejercicio que padecen los pacientes de McArdle es la consecuen-
cia del bloqueo de la glucogenolisis, que a su vez bloquea la glucólisis aeròbica y
anaeróbica. La reducción de la disponibilidad de piruvato causada por este blo-
queo, desequilibra el flujo de metabolitos del ciclo de Krebs y la fosforilación oxi-
dativa también se ve reducida [25]. Debido a que no se produce acidificación
intracelular se desequilibra la reacción de la creatina, que juntamente con la dis-
minución de la fosforilación oxidativa, produce un incremento intracelular anor-
mal de los niveles de ADP. El exceso de ADP se convierte en AMP, inosina
monofosfato (IMP), amonio y otros productos de degradación como el ácido úrico,
que dan lugar a lo que se conoce como hiperuricemia miogénica [26].

A pesar de la gran crisis energética que padecen estos pacientes, no se ha con-
seguido demostrar una disminución de los niveles de ATP musculares, ni en estu-
dios bioquímicos de biopsias musculares obtenidas tras una contractura inducida
por el ejercicio [27|, ni mediante espectroscopia en resonancia magn
ética con P31
durante un ejercicio controlado [28]. Esto ha llevado a la hipótesis de que la dis-
minución de los niveles de ATP, afectaría a las Na+K+ATPasas y a las Ca2+ATPa-
sas que est
án estrechamente relacionadas con las concentraciones de ATP, debido
a que se ha encontrado un menor número Na+K+ATPasas en el sarcolema de estos
pacientes [29|.

La fisiología de la aparición del efecto de second wind es una consecuencia
directa de la disminución en los sustratos para el metabolismo oxidativo [25]. De-
bido a la disminución de estos sustratos, la capacidad oxidativa muscular depende
y fluctúa con los cambios de disponibilidad de sustratos extramusculares. Esta
disminución aparece entre los 6 y 7 minutos de un ejercicio sostenido, manifes-
tándose en forma de taquicardia y fatiga en los pacientes. Después de los 8 ó 15
minutos de ejercicio, la glucogenolisis hepática se activa y el metabolismo oxi-
dativo tiene como sustrato la glucosa sanguínea que hace que los pacientes tengan
una capacidad de ejercicio mayor y una menor frecuencia cardiaca. El second
wind se puede producir artificialmente a través de la administración de glucosa a
los pacientes.

Algunos estudios han evaluado la capacidad física de estos pacientes [30-34].
Todos ellos muestran unos valores muy bajos, similares a los encontrados en per-
sonas con cardiopatías u otras enfermedades crónicas como el cáncer, de algunos

85

Las Glucogenosis en España

indicadores válidos de salud y longevidad como son el consumo máximo de oxí-
geno (VO2 máx) o el umbral ventilatorio (VT).

4. Genética

4.1 El gen PYGM

El gen humano que codifica la GP muscular fue identificado por Lebo y cola-
boradores en 1984
[35]. Localizado en el cromosoma 11, PYGM es un gen for-
mado por 20 exones que contiene una región codificante de 2529 pares de bases
(pb) [36] y que da lugar a una prote
ína de 842 aminoácidos. En células C2C12 se
ha mapado el lugar de inicio de la transcripción a 76 pb a 5' del punto de inicio de
la traducción |37] y entre 570 y 612 pb del inicio de traducción se piensa que exis-
ten las secuencias para la unión de elementos reguladores [37]. Otros trabajos de-
terminan que los dominios para los elementos reguladores se encuentran en una
regi
ón comprendida entre 211 pb antes del ATG y 62 pb después [38]. A pesar de
ser un gen que se expresa exclusivamente en la musculatura esquelética no se han
encontrado lugares de unión para el factor de transcripción MyoD [37], que activa
transcripcionalmente numerosos genes que participan en el metabolismo y la es-
tructura del músculo esquelético (i.e. creatina quinasa, troponina I, cadena ligera
de la miosina).

4.2 Herencia

La enfermedad se hereda de forma autosómica recesiva, no obstante se han
descrito algunos casos de pacientes heterocigotos manifiestos. Éstos son pacien-
tes sintomáticos en los que sólo se ha identificado la mutación causal, en uno de
los alelos del gen PYGM. Estos casos pueden explicarse por una herencia autosó-
mico dominante, causada por mutaciones que producen una actividad GP muscu-
lar anormalmente baja, por debajo del umbral que provoca la aparición de
síntomas, que se ha establecido entre el 20 y el 40% de la actividad GP muscular
139]. Otra explicación puede ser que se trate de un caso de herencia pseudodomi-
nante.
Tres familias con casos de herencia pseudodominante se han descrito [9,40,
41 ], en las cuales la transmisión era aparentemente dominante, pero el diagnóstico
molecular mostró que se trataba de herencia autosómico recesiva.

En un trabajo publicado recientemente, se evaluó si los individuos portadores
de un alelo mutado en el gen
PYGM tenían síntomas de enfermedad de McArdle
[42]. Para ello se sometió a 11 individuos portadores a una prueba de ciclismo. Los
resultados demostraron que los portadores tenían una capacidad oxidativa y un
incremento de lactato id
éntico a los individuos control y que por lo tanto no pre-
sentaban síntomas de la enfermedad.

86

Las Glucogenosis en España


4.3 La mutación común, p.R50X

En la población caucásica, la substitución de guanina por timina en el nucleótido 148


del exón 1 (secuencia de referencia NP.005600.1 GeneBank) es la mutación más fre-
cuente identificada en estos pacientes. Esta mutaci
ón conocida como p.R49X ha sido
renombrada como p.R50X siguiendo las recomendaciones de den Dünnen and Anto-
narakis |43], en las que la primera metionina se considera el primer aminoácido. Aun-
que los primeros artículos sugirieron que la mutación seguía un gradiente de distribución
norte-sur en Europa, estudios posteriores con largas series de pacientes mostraron una
distribución más homogénea de la mutación entre los diferentes países (Tabla 1 ). Esta
observación tiene importantes consecuencias diagnósticas, ya que dicha mutación es la
que debe ser estudiada en primer lugar en estas poblaciones. Un diagnóstico fácil se
puede realizar mediante un análisis de fragmentos de restricción, ya que la mutación
p.R50X genera una diana de restricción para la enzima Nlalll. Esta mutación nunca ha
sido identificada en población japonesa.

Tabla 1. Frecuencia alélica de p.R50X en diferentes poblaciones caucásicas.

Población

Frecuencia alélica de la p.R50X

Referencia

Española

52%

[5]

Alemana

58%

[44]

Francesa

72%

[45]

Italiana

43%

[46]

Holandesa

31%

[47]

Británica

81%

[48]

Norte-americana

63%

[49]

4.4 Heterogeneidad genética

Desde las primeras mutaciones encontradas en el gen PYGM en el año 1993
[40, 50] hasta nuestros días, se han descrito más de 100 mutaciones diferentes,
hecho que indica la gran heterogeneidad gen
ética presente en esta enfermedad.
Se han encontrado mutaciones en cada uno de los 20 exones del gen PYGM, por
lo que no se puede hablar de una región "hot spot". No obstante, los exones 14 y
17 contienen un mayor n
úmero de mutaciones. La distribución de las mutaciones
afecta de manera similar tanto al extremo N-terminal como al C-terminal, hecho
que indica que son igual de importantes, para el correcto funcionamiento de la GP
muscular, tanto la región reguladora como la región catalítica. Entre los diferen-
tes tipos de mutaciones publicadas, 54 son de cambio de aminoácido, 14 de cam-
bio sin sentido, 17 deleciones, 3 deleciones/inserciones, 3 duplicaciones y 10
afectarían al splicing (Tabla 2).

87

Las Glucogenosis en España

El aumento de mutaciones aparentemente específicas de grupo étnico o muta-
ciones privadas, es otro hecho característico de esta enfermedad y se ha identifi-
cado en todas las poblaciones estudiadas. Cuándo una mutación es étnica o privada
es difícil de definir porque los estudios en algunas poblaciones son limitados. Tres
claros ejemplos de mutaciones étnicas son: p.W798R en la población española,
p.W362X en la población japonesa y p.E451X en la población finlandesa. Sin em-
bargo, la mayoría de mutaciones descritas han sido encontradas en un solo pa-
ciente o en miembros de una sola familia, por lo que se conocen con el nombre de
mutaciones privadas: Y53X en un paciente griego [51],c.l797Ten un paciente ho-
landés [47] y c.2075_2076 delCCinsAAA en una familia española [52].

En los últimos años, el número de trabajos de diagnóstico molecular sobre


ácido desoxirribonucleico complementario (cDNA) ha incrementado considera-
blemente. En los primeros trabajos realizados se observó, mediante northern blot,
una gran heterogeneidad a nivel de ácido ribonucleico mensajero (mRNA) (pre-
sente, reducido o anormal en tamaño y ausente) en los pacientes [39, 53]. Hace
unos años, nuestro grupo descubrió que la mutación silente c.l827G>A (ante-
riormente conocida como p.K609K) localizada en la secuencia ex
ónica de gen
PYGM, daba lugar a una alteración en mosaico del mRNA, causando reorgani-
zaciones de los exones e intrones en forma de deleciones e inserciones [54], Ade-
más, Bruno y colaboradores publicaron recientemente la deleción completa del
exón 17 a nivel de cDNA, que sugería la presencia de una mutación que afecta al
splicing de este exón o a una deleción genómica [46]. Los estudios moleculares
en el cDNA permiten el diagnóstico de un mayor número de pacientes y nos pro-
veen de nueva informaci
ón acerca de los mecanismos que regulan el splicing del
gen PYGM.

88

Las Glucogenosis en España



Tabla 2. Mutaciones descritas en el gen PYGM, a fecha de 16 de Septiembre
del 2008


89






Las Glucogenosis en España


90











Las Glucogenosis en España


Las mutaciones de cambio en el cDNA (secuencia de referencia NM_005609.1
del GeneBank) y de cambio de aminoácido (aa) (secuencia de referencia
NP_()056()().l del GeneBank) han sido comprobadas a través del programa mu-
talyzer (www.lovd.nl/mutalyzer/1.0.1/). La mayoría de mutaciones intrónicas, no
han sido analizadas a nivel de cDNA y no se ha podido establecer que cambio
protéico producen. Todas las mutaciones presentes en esta tabla han sido nom-
bradas siguiendo las recomendaciones de den Dunnen and Antonarakis [43], en las
que la nomenclatura en cDNA considera la A del codón inicial como posición +1
y en la que la nomenclatura de cambio de aminoácido, el ATG es +1.

En la base de datos GeneCards (www.genecards.org) se han registrado 6 cam-
bios polimórficos en la secuencia codificante, encontrados en la población normal.
Cuatro cambios no-sinónimos (N188K, R414G, S430L y G676S) y dos cambios
sinónimos (P498P y G455G).

4.5 Genes modificadores del fenotipo

Desde que se observó que entre los pacientes de McArdle existía una gran va-
riabilidad clínica, se ha intentado relacionar esta variabilidad con múltiples fac-
tores: edad de aparición de síntomas, sexo, genotipo, tipo de mutación, etc. A pesar
de que son muchas las enfermedades genéticas, en las que el tipo de mutación
causal y su localización génica están directamente relacionadas con el fenotipo, en
los pacientes de McArdle no se han encontrado tales asociaciones [60]. Entre los
pacientes, están igualmente afectados tanto los que presentan mutaciones de cam-
bio de aminoácido como mutaciones que producen la alteración de la pauta de

1   2   3   4   5   6   7   8   9   10


La base de datos está protegida por derechos de autor ©absta.info 2016
enviar mensaje

    Página principal