Aportes sobre la discapacidad



Descargar 2,01 Mb.
Página3/5
Fecha de conversión07.04.2017
Tamaño2,01 Mb.
1   2   3   4   5

Los resultados confirmaron asimismo como los niños pretérmino de bajo riesgo mostraron mejores respuestas en las funciones visuales de alerta, fijación, atención y seguimiento que los niños pretérmino del grupo con lesiones cerebrales. Más del 90% de niños del GC miraron la cara humana y solo un 55,8% los del GLC. Los resultados nos indican la menor habilidad visual en una mayor edad en los niños con lesiones cerebrales y reflejan por lo tanto las dificultades que presentan en la maduración subcortical, quizás también debida a las patologías asociadas o déficits en otras áreas cerebrales. Ricci y col. (2) indicaron como las alteraciones visuales eran mayores en niños pretérmino con lesiones cerebrales, específicamente en aquellos con leucomalaciaperiventricular.

Observando las conductas de seguimiento se encontró como los niños pretérmino de bajo riesgo GC mostraron patrones muy distintos de respuesta que los niños del grupo GLC en que la categoría “ausente” fue la respuesta predominante, tal como presentamos en la gráfica siguiente:



El seguimiento presenta mayores dificultades en el grupo de niños con lesiones cerebrales como se puede observar.

Conclusiones:

En conclusión, los niños con lesiones cerebrales mostraron dificultades visuales observables en las primeras semanas de vida de alerta, fijación, atención y seguimiento.

Analizando la calidad de respuestas obtenidas se observó como de:

48 bebés, 11 no dieron ninguna respuesta visual.

Si el bebé presentaba alguna alteración visual, observamos respuestas pobres y muy débiles en las primeras semanas de vida. Generalmente evitaban mirar excepto la cara de la madre cuando ésta la presentaba muy cerca de la mirada del bebé.

Fue difícil atraer asimismo la atención del bebé con lesión cerebral hacia un estímulo visual y mantener la mirada 3 segundos hacia un objetivo visual concreto.

Frecuentemente observamos una gran fatiga cuando el bebé hacia un esfuerzo en focalizar su mirada hacia un objeto o hacía movimientos de seguimiento que acostumbraban a tener bajos resultados.

Muchos bebés con lesiones cerebrales no ofrecieron respuestas a bajos contrastes, o fueron inconstantes, intermitentes o bien observamos evitación de ciertos campos visuales, (que posteriormente se incluyeron en la categoría de pérdidas de campos visuales).

Asimismo se observaron en algunos bebés movimientos oculares erráticos.En el caso de un bebé con un severo déficit en el control de movimiento de sus ojos (por ejemplo en algún caso de parálisis cerebral severa) estos déficits si fueron aparentes y nos orientaron sobre las capacidades visuales que el niño podía tener.

Por ello, sería beneficioso promover la estimulación de funciones visuales en todos los niños que presentan dificultades, lo antes posible, no sólo en las funciones ópticas sino en la vía ventral ligada a la selección e identificación de objetos y en lavía dorsal ligada al espacio, movimiento y acción.

No obstante deberá tenerse siempre en cuenta al tratarse de bebés de poca edad que toda estimulación visual deberá formar parte de la cotidianeidad de la vida del niño, y a través de aquellos estímulos naturales que refuercen la comunicación y relación como son la cara, manos y cuerpo de los padres antes que la presentación de otros objetos.

Atender a los padres y a su hijo en el inicio de la vida, cuando se identifican unas dificultades visuales, nos da la oportunidad de intervenir con una familia en estos momentos tristes y difíciles para ellos.Y al tiempo iniciar una estimulación visual en un período de la vida crítico y sensible, ofrece al niño la oportunidad de unas posibilidades importantes de cambio.

Bibliografía

(1) Leonhardt M, Funciones visuales en niños prematuros de bajo riesgo, Poster presentado en las Jornadas de EADA en Barcelona 2006

(2)Ricci D, Cesarini L, Gallini F, Serrao F, Leone D, Baranello G, et al. Cortical visual

function in preterm infants in the first year. J Pediatr 2010;156(4):550–5.



  • Psicología y Familia.

Miembro de la Escuela de la Orientación Lacaniana-Sección Córdoba y de la Asociación Mundial de Psicoanálisis

Lic. Raquel Narbona


1   2   3   4   5


La base de datos está protegida por derechos de autor ©absta.info 2016
enviar mensaje

    Página principal