ANÁlisis formal de obra



Descargar 1,21 Mb.
Página9/10
Fecha de conversión06.01.2017
Tamaño1,21 Mb.
1   2   3   4   5   6   7   8   9   10
Existen dos grandes tendencias en la organización de los valores tonales. Una se sustenta en la distribución arbitraria de claros y oscuros, según las propias leyes del cuadro. La otra, se inclina por la búsqueda de la tercera dimensión, por medio de gradaciones arbitrarias de los valores sin tener en cuenta una distribución acorde a la luz real, o bien partiendo de un foco luminosos en los objetos para Martha y María Magdalena. Michelangelo Caravaggio.

obtener una variación de claros y oscuros que module

los valores con una finalidad de sugerencia realista más marcada.

CLASIFICACIÓN FUENTE LUMÍNICA


Como se menciona anteriormente, uno de los aspectos más atractivos de la luz es el de configurar las formas. Ello depende de la posición del manantial luminoso y de la naturaleza de éste, así como de la cantidad de puntos luminosos. Existen dos grandes grupos de tipos de iluminación, la natural y la artificial. La primera, proveniente normalmente del sol, se caracteriza por ser fuerte, blanca e ilumina con la misma intensidad todos los lugares a los que alcanza, de modo que las sombras son muy contrastadas con las zonas iluminadas. La segunda, luz artificial, aunque más cambiante según la condición especial de la misma, presenta menor intensidad que la luz natural, originando que la claridad de los objetos iluminados se incremente cuanto más próximo a la fuente de luz y disminuya al alejarse.

POSICIÓN FUENTE LUMÍNICA


Las posiciones básicas de la fuente de la iluminación son siete. Estos emplazamientos de la luz son aplicables a tomas en espacios internos y externos, con luz natural o artificial. Cada una de estas ubicaciones imprime sus características de iluminación particulares, las cuales destacan ciertos aspectos del volumen y opacan otros.
Las posibles iluminaciones acorde a la ubicación de la fuente de luz son:

1- ILUMINACIÓN FRONTAL. Es cuando la fuente de luz se halla de frente al objeto fotografiado. Debido a la relativa cercanía que hay entre la dirección de la incidencia de la luz, y la de la toma de la imagen, se producen gráficas planas con poca textura y escasos espacios sombreados.


2- ILUMINACIÓN SEMILATERAL. Como su nombre lo indica es cuando la luz le llega al objeto en forma diagonal, a medio camino entre la posición frontal y la lateral, es decir, en torno a los 45 grados.
Por lo general es la posición más recomendada.

3-ILUMINACIÓN LATERAL. Es cuando el resplandor baña al sujeto de lado. Produce un costado fuertemente iluminado y otro en sombra.


4- ILUMINACIÓN SEMICONTRALUZ. Como su nombre lo indica es cuando la luz cae sobre el motivo en posición intermedia entre la iluminación lateral y el contraluz, es decir. En este caso las sombras se proyectan hacia los primeros planos de la imagen.



5- CONTRALUZ. Es cuando la luz proviene de atrás del objeto fotografiado, incidiendo en forma totalmente contraria a la luz frontal. Puede producir imágenes muy bellas de siluetas en alto contraste, pero no es adecuada para hacer imágenes convencionales que buscan reproducir de manera objetiva la realidad.


6- ILUMINACIÓN CENITAL. Es cuando el resplandor proviene directamente de arriba. Este tipo de iluminación se da especialmente ante una fuente de luz como la del sol de mediodía. Produce sombras verticales muy oscuras y zonas iluminadas excesivamente claras.



7- ILUMINACIÓN DE CONTRAPICADO. Es cuando la luz proviene de abajo hacia arriba, en posición parcialmente contraria a la cenital.

PASAJE LUZ-SOMBRA


En la representación del claroscuro la luz y la sombra pueden ser plasmados mediante:
1- PASAJE GRADUAL. El pasaje gradual de una luz a una sombra implica una gradación paulatina de los tonos, en la cual no se perciben intervalos o diferencias marcadas en el pasar de un claro a un oscuro, esto es pasar de un blanco a un negro sin sentir cortes. Esta gradación provoca volumen.
2- PASAJE ABRUPTO. El pasaje abrupto o sintético de una luz a una sombra implica que los valores semejantes deben percibirse separados, es decir, se gradan los tonos para que puedan ser diferenciados.

COLOR
El color es una percepción visual que se genera en el cerebro de los humanos y otros animales al interpretar las señales nerviosas que le envían los fotorreceptores en la retina del ojo, que a su vez interpretan y distinguen las distintas longitudes de onda que captan de la parte visible del espectro electromagnético (la luz).


SÍNTESIS SUSTRACTIVA



Todo lo que no es color aditivo es color sustractivo. En otras palabras, todo lo que no es luz directa es luz reflejada en un objeto, la primera se basa en la síntesis aditiva de color, la segunda en la síntesis sustractiva de color.


La síntesis sustractiva explica la teoría de la mezcla de pigmentos y tintes para crear color. El color que parece que tiene un determinado objeto depende de qué partes del espectro electromagnético son reflejadas por él, o dicho a la inversa, qué partes del espectro son absorbidas.
Se llama síntesis sustractiva porque a la energía de radiación se le sustrae algo por absorción. En la síntesis sustractiva el color de partida siempre suele ser el color acromático blanco, el que aporta la luz (en el caso de una fotografía el papel blanco, si hablamos de un cuadro es el lienzo blanco), es un elemento imprescindible para que las capas de color puedan poner en juego sus capacidades de absorción. En la síntesis sustractiva los colores primarios son el rojo, el amarillo y el azul.
Así, mezclando sobre un papel blanco azul y rojo dará por resultad el color violeta, de igual manera el rojo y el amarillo formarán el naranja, mientras que de la suma del azul y el amarillo se obtiene el verde. El violeta, verde y naranja son colores secundarios en la síntesis sustractiva, siendo producto de la mezcla de dos primarios. En las mezclas sustractivas se parte de tres primarios claros y según se mezcla los nuevos colores se van oscureciendo, al mezclar estamos restando luz. Los tres primarios mezclados dan el negro.
La aplicación práctica de la síntesis sustractiva es la impresión en color y los cuadros de pintura.
En síntesis, en mezcla sustractiva existen tres colores primarios: rojo, amarillo y azul, pudiéndose definir como aquellos colores que no se obtienen por mezcla alguna. En tanto los secundarios son: naranja (producto de la mezcla de rojo y amarillo), verde (resultado de la mezcla de amarillo y azul) y violeta (resultado de la suma de rojo y azul), siendo éstos la resultante de combinar los primarios de a par. Finalmente es importante recordar que de la mezcla de los tres primarios se logra el negro.

CÍRCULO CROMÁTICO


El círculo cromático es una forma de ordenamiento del color, en el caso del círculo cromático de síntesis sustractiva se basa en los primarios rojo, amarillo y azul. En síntesis, es la sistematización de los matices según su composición.




Aunque los dos extremos del espectro visible, el rojo y el violeta, son diferentes en longitud de onda, visualmente tienen algunas similitudes, Newton propuso que la banda recta de colores espectrales se distribuyese en una forma circular uniendo los extremos del espectro visible. Este fue el primer círculo cromático, un intento de fijar las similitudes y diferencias entre los distintos matices de color. Muchos estudiosos admitieron el círculo de Newton para explicar las relaciones entre los diferentes colores. Los colores que están juntos corresponden a longitud de onda similar.

Desde un punto de vista teórico un círculo cromático de doce colores estaría formado por los tres primarios, entre ellos se situarían los tres secundarios y entre cada secundario y primario el terciario que se origina de su unión. Así en actividades de síntesis sustractiva, se pueden distribuir los tres primarios, rojo, amarillo y azul uniformemente separados en el círculo; en medio entre cada dos primarios, el secundario que forman ellos dos; entre cada primario y secundario se pondría el terciario que se origina en su mezcla. Así tenemos un círculo cromático de síntesis sustractiva de doce colores. Se puede hacer lo mismo con los tres primarios de síntesis sustractiva y llegaríamos a un círculo

cromático de síntesis sustractiva.
El blanco y el negro no pueden considerarse colores y por lo tanto no aparecen en un círculo cromático. Sin embargo el negro y el blanco al combinarse forman el gris el cual también se marca en escalas. Esto forma un círculo propio llamado "círculo cromático en escala de grises" o "círculo de grises". En este caso se estaría frente al caso de un ordenamiento de tono.

COLORES COMPLEMENTARIOS


En el círculo cromático se llaman colores complementarios o colores opuestos a los pares de colores ubicados diametralmente opuestos en el círculo. Al situar juntos y no mezclados colores complementarios el contraste que se logra es máximo.
La denominación complementario depende en gran medida del modelo de círculo cromático empleado. En el modelo de síntesis sustractiva de color, el amarillo es el complementario del violeta y el  azul el complementario del naranja y el rojo el complementario del verde.
En la teoría del color se dice que dos colores se denominan complementarios si, al ser mezclados en una proporción dada el resultado de la mezcla es un color neutral (negro).

TRES EJES DE COLOR


Cada color está originado por mezclas o combinaciones diversas. Cada color se asocia con matices, tono e intensidad.

El matiz es la cualidad que diferencia un color de otro, permite clasificarlo en términos de rojizo, verdoso, azulado, etc. Se refiere a la ligera variación que existe entre un color y el color contiguo en el círculo cromático (o dicho de otra forma la ligera variación en el espectro visible). Así un verde azulado o a un verde amarillo son matices del verde.

1   2   3   4   5   6   7   8   9   10


La base de datos está protegida por derechos de autor ©absta.info 2016
enviar mensaje

    Página principal