ANÁlisis formal de obra



Descargar 1,21 Mb.
Página7/10
Fecha de conversión06.01.2017
Tamaño1,21 Mb.
1   2   3   4   5   6   7   8   9   10
Las obras que producen una sensación estática se observan rasgos característicos, como por ejemplo, desde el punto de vista compositivo están asociadas a una estructura de predominio de la verticalidad y horizontalidad. Son generalmente ordenadas.
En contrapartida las obras que producen una sensación dinámica desde el punto de vista compositivo se estructuran en líneas oblicuas o curvas que provocan la sensación de desequilibrio. Así como hay direcciones privilegiadas para la dinámica de formas u objetos, hay formas, texturas, posiciones, etc., que resultan altamente dinámicas, como ser formas de cuña o de flecha, direcciones o posiciones oblicuas, superficies borrosas, etc. El dinamismo o movimiento puede ser sugerido por la repetición de formas, toques, por líneas o trazos de pincel, por los contrastes entre zonas borrosas y zonas claras. En todos casos, este movimiento es una ilusión. Desnudo bajando la escalera. Duchamp.

ESPACIO
BIDIMENSIONALIDAD-TRIDIMENSIONALIDAD


Bidimensionalidad es un término utilizado para describir figuras planas en las que sólo se puede medir longitud y ancho, es decir, no existe espesor.

Son figuras bidimensionales todos los polígonos, por ejemplo: triángulo, cuadrado,  rectángulo, rombo, trapecio, trapezoide, pentágono, hexágono y otros como círculo, elipse, o cualquier figura contenida en un plano.

La forma tridimensional tiene volumen, masa y tres dimensiones: largo, ancho y profundidad; el espacio que ocupan es real. Se pueden ver de frente, de costado o por detrás; pueden tocarse. A menudo es posible verlas bajo diferentes condiciones de luminosidad y sus planos de observación son múltiples.

En geometría se consideran tridimensionales los siguientes volúmenes geométricos: poliedros de caras planas: pirámides, cubo, prismas, y superficies curvas como cilindro, cono, esfera.  Piet Mondrian.
A lo largo de la historia, el hombre ha encontrados diversos modos para lograr dar la apariencia de tridimensionalidad en el plano, estos son, claroscuro (cualquier forma que esté representada sólo por su contorno se aprecia como plana, pero en el momento en el que representamos las diferencias de luz y sombra que un foco cualquiera deja sobre dicha superficie, conseguimos la sensación de volumen), perspectiva (deformación de tamaño y de dirección), secuencia de planos.

PERSPECTIVA


La realidad tiene tres dimensiones, alto, ancho y profundidad, pero un cuadro sólo dos, alto y ancho. Este es el principal problema de todo pintor: ¿cómo conseguir dar la ilusión de profundidad en un cuadro? La respuesta es mediante el engaño a nuestro sentido de la vista. Nuestros ojos no son infalibles, más bien es fácil distraerlos y hacerles ver efectos engañosos. La perspectiva o tridimensionalidad, que también tiene que ver con la corporeidad y la volumetría es por tanto un fraude a nuestros sentidos, es una apariencia falsa, pero nosotros caemos en la trampa y nuestra vista resulta burlada.

La perspectiva tiene como misión trasladar a un plano el relieve y la profundidad de las formas. El ojo humano ve las cosas de modo distinto a cómo en realidad son, por un lado ve a las formas reducirse a medida que se alejan, por otro la convergencia en un punto (punto de fuga) de líneas que en la realidad son paralelas; siendo la línea de horizonte la recta horizontal que coincide con la altura de nuestros ojos, sobre ésta se ubica el antes mencionado punto de fuga. Esta es conocida como la línea que separa el cielo del mar o el cielo de la tierra. De aquí se desprende que en la perspectiva para que los cuerpos se muestren como son, hay que dibujarlos como no son.



1   2   3   4   5   6   7   8   9   10


La base de datos está protegida por derechos de autor ©absta.info 2016
enviar mensaje

    Página principal