Angel MedCuantica



Descargar 387,74 Kb.
Página1/5
Fecha de conversión08.07.2017
Tamaño387,74 Kb.
  1   2   3   4   5

Apuntes de Métrica
Se está elaborando por Angel_MedCuantica
(asuntos más relevantes y usuales)
(última actualización: 13 octubre 2009)



ÍNDICE.- Nota preliminar - - Licencias Métricas - - El Acento en los versos - - Palabras tónicas - - Palabras átonas - - Las Rimas - - Tipos de Versos - - El Verso Libre - - El Verso Blanco - - El Verso Suelto - - La Estrofa - - Estrofas de 2 versos: - Pareado - Alegría - - Estrofas de 3 versos: - Terceto - Tercerilla - Soleares - Haiku - - Estrofas de 4 versos: - Cuarteto - Serventesio - Redondilla - Cuarteta - Copla - Seguidilla - - Estrofas de 5 versos: - Quinteto - Quintilla - Lira - - Estrofas de 6 versos: - Sexta rima - Sextilla - Copla de pie quebrado (I) - - Estrofas de 7 versos: - Séptima - Septilla - - Estrofas de 8 versos: - Octava real - Octava italiana - Copla de arte mayor - Octavilla real, italiana,… - - Estrofas de 9 versos: - Novena - - Estrofas de 10 versos: - Copla real - Décimas - Ovillejo - - Estrofas de 12 versos: - Castillejo - Copla de pie quebrado (II) - - El Poema: - Romance - Silva - Soneto - Diversos Poemas (modelos de la posible diversidad de estructuras) - - Libros que sugiero (al final de este documento) - -
NOTA preliminar.- No pretende este documento dejar constancia de la dificultad que ofrecen las consideraciones de la Métrica a la hora de ponernos a escribir poéticamente, sino más bien todo lo contrario, es decir, transmitir los muy diversos modos en los que la Poesía puede ser desarrollada, a fin de que cada cual encuentre con más facilidad su opción personal.

No tomes la Métrica como un "condicionante", sino como una herramienta de orientación de cómo tu Poesía puede adquirir mayor belleza. Que sus conceptos no te limiten, sino que te orienten en tu desarrollo poético.

Nunca estará dicha la última palabra sobre la estructura o forma que puede tomar un poema. Desarrolla tu creatividad y ve más allá de los criterios ortodoxos, pero afina tu sensibilidad por el camino de la sencillez, naturalidad, realidad, armonía y belleza.

En la métrica (medidas de versos y estrofas, y rimas) caben muchas originalidades, pero lo más hermoso estará en la claridad del mensaje que quieras transmitir.




Que la Métrica oriente

tus pretensiones;

no concibas en ella

limitaciones.

Sé creativo,

busca modos hermosos

a tu objetivo.


Yo no busco recuerdos,

lo que está ausente;

busco siempre vivir

lo que es presente.

Quiero llenarme

de realidad que vivo,

no enajenarme.


Es el Sol cada instante

nuevo en tu vida,

que florezca la luz

que en ti se anida.

Nuevos los vientos

que a tu mente le inducen

los pensamientos.

[ subir a inicio ]

Licencias Métricas.-
Existen determinadas convenciones para medir el número de sílabas de un verso escrito en lengua española.

* Como veremos con más detalles en "El acento en los versos", si un verso termina en palabra "aguda", se le cuenta una sílaba más; si termina en palabra "llana", queda con el mismo número de sílabas, y si termina en palabra "esdrújula" (acento en la antepenúltima sílaba), se le resta una del número de sílabas que tenga.

* Sinalefa.- (sin-alefa) Cuando, dentro de un verso, una palabra termina en vocal y la siguiente empieza también por vocal, se produce la unión de ambas en una sola sílaba métrica. A esta licencia se le llama Sinalefa. Pero tiene también una serie de consideraciones, que se exponen a continuación. Tener en cuenta estas consideraciones ayudará a que la lectura de los versos sea más fluida en lo que respecta al posible o no entrelazado de dichas palabras, así como a hacer matizaciones de sílabas que lo requieran.
Cuando las dos vocales van acentuadas no se forma la sinalefa. Ej.: "se volvió árbol", "fue ácido" (en "fue" no figura la tilde por ser monosílabo), "fui árido".

Igualmente no debe hacerse sinalefa entre una palabra aguda terminada en vocal, y otra palabra tónica cuyo acento prosódico recaiga en la primera. Ej.: "volvió antes", "llegué alto", "quedó agrio".



Tampoco se formará sinalefa entre palabras agudas que terminen en diptongo cuando el acento (con tilde o sin ella) recaiga sobre la primera vocal, aunque la palabra siguiente sea átona. Ej.: "estoy en juego". Por el contrario, se podrá hacer la sinalefa con esa palabra átona cuando el acento de la anterior caiga en la última vocal del diptongo ("volvió el juego")

La sílaba donde recaiga el acento estrófico (el último del verso, que define la cualidad métrica de éste) no puede hacer sinalefa con la palabra anterior. Ej.: "condujera hacia tu alma"; si se pudiera hacer sinalefa en "tu alma", el verso constaría de 7 sílabas, pero al no poder ser esa sinalefa, consta de 8: "con-du-je-raha-cia tu al-ma". Otro ejemplo sería: "tenía un corazón de oro"; no puede hacerse sinalefa en "de oro" (la "o" lleva el acento estrófico), por lo que es un verso de 9 sílabas: "te-ní-aun co-ra-zón de o-ro". Esto no quita que podamos observar versos de autores clásicos que sí la hacen, al igual que lo expresado en los párrafos anteriores, pero no dejan de ser "licencias" indebidas.
Las sinalefas, atendiendo a la cualidad tónica de las vocales que intervienen, son:

- Obligatorias.- Las que son muy fáciles de pronunciar. Entre palabras donde se unen sílabas átonas, y aún más si la vocal de la segunda palabra es débil ("coraza oscura", "casa impropia", "te ofrezco", "te intuyo", "supe aun ausente", "marchando aún más lejos"). Cuando la primera palabra es aguda y la siguiente es palabra átona ("llegó el verano") o cuando el inicio de la segunda palabra es vocal débil ("arranqué una flor"). Cuando la última sílaba de la primera palabra es átona y termina en vocal débil, y la palabra siguiente comienza por vocal fuerte y tónica ("mi árbol").

- Optativas.- Aquellas donde intervienen vocales fuertes como final y comienzo de palabra y una de ellas es tónica, o bien una débil y otra fuerte, siendo la acentuada la débil. ("dedico esta copa", "triste árbol", "te querré amor", "¿qué opinas?", "no escucha", "te perdí amor", "caso ímprobo", "raza india"). Cuando en los casos "optativos" nos decidimos por no hacer la Sinalefa, podemos decir que hemos hecho uso de "Dialefa", sin que haya de expresarse de algún modo concreto, simplemente no considerar la sinalefa. En el ejemplo siguiente podemos considerar una optativa: "y ha-cia és-te fue".

  1   2   3   4   5


La base de datos está protegida por derechos de autor ©absta.info 2016
enviar mensaje

    Página principal