Anexo Valoración de las sugerencias presentadas al Avance del pgou en 2012 notas



Descargar 261,75 Kb.
Página1/5
Fecha de conversión24.03.2017
Tamaño261,75 Kb.
  1   2   3   4   5
Anexo

Valoración de las sugerencias presentadas al Avance del PGOU en 2012
NOTAS DEL GRUPO MUNICIPAL DE IZQUIERDA UNIDA

Valladolid, 17 de junio de 2013


El plazo de la exposición pública acabó el 27 de octubre de 2012. Han transcurrido más de 7 meses y no se ha hecho público nada del desarrollo del PGOU (debería haberse entregado antes de los 6 meses la documentación para aprobación inicial; y en el mejor de los casos, el 6 de noviembre el equipo ya contaba con todas las sugerencias presentadas en plazo), pero tampoco se ha contestado a las sugerencias presentadas. ¿A qué juega el Ayuntamiento? ¿Qué se propone?


Se presentaron en su momento 122 escritos de sugerencias (en plazo sólo 117), a las que luego se han ido incorporando otros 11 escritos, además de un informe de la Concejalía de Bienestar Social y Familia, que se ha considerado como una sugerencia más. Se hizo un informe denominado “Revisión del PGOU de Valladolid 2012. Relación de sugerencias presentadas al Avance”, por el Servicio de Urbanismo, sin firma. Y luego, en “marzo de 2013” se presentó el “Informe de sugerencias” por parte de la empresa adjudicataria, Prointec.
Se trata de una participación bajísima. Lo reconoce el mismo equipo redactor en su informe: “Es importante hacer notar, el escaso índice de participación que se ha mostrado en general. Es un hecho cierto que las 127 sugerencias presentadas representan tan solo algo más de 0,03% de la población de Valladolid, por lo que las decisiones surgidas a raíz de este informe pueden tener un cierto carácter relativo, aunque no exento de valor, pues muchas de las sugerencias presentadas tienen carácter asociativo e institucional”.
En ninguno de los informes citados se debate sobre el modelo urbano y cómo lo ponen en cuestión los escritos presentados. Nada de eso. De hecho, es muy significativa la forma en que se considera el conjunto de sugerencias en el informe del equipo redactor (en el municipal, ni siquiera se comenta este hecho). Se distribuyen los escritos según la clase de suelo (33% en suelo urbano, se dice; aparte de otro 24% en el PECH), y se da cuenta de que sólo 4 escritos aluden a la ciudad en su conjunto (aparte de los escritos institucionales o de asociaciones (27 en total).
Pero pueden hacerse otras clasificaciones. Es útil saber, por ejemplo, que se han presentado 4 escritos de instituciones o administraciones públicas (como propietarios de suelo), que sólo 3 partidos o formaciones políticas han presentado sugerencias (el PP no lo ha hecho), que los promotores de 7 “áreas homogéneas” también han puesto de manifiesto sus planteamientos, así como los de 5 grandes sectores de suelo urbanizable, que la asociación de promotores también se ha manifestado, que hay 68 escritos (el grueso) de propietarios de diversas parcelas que plantean mejoras de condiciones urbanísticas para su propiedad. Y que sólo 12 asociaciones han presentado escritos, y únicamente 8 particulares han planteado propuestas para el debate sobre la ciudad. Un desastre de participación, se mire como se mire. Y la responsabilidad es municipal, por haber sido tan timoratos, poco activos, por no haber impulsado, en absoluto, el debate público.
Las sugerencias se analizan una a una, en un proceso poco claro en el que se incluye lo que dice el Servicio de Urbanismo y lo que plantea el equipo redactor (el informe de este último recoge párrafos o incluso sugerencias enteras del informe municipal).
En el informe técnico del equipo redactor se dedica un apartado (el 4.2) a lo que denominan “Análisis conjunto. Objetivación de respuestas tipo”. Lo que se hace allí es enunciar párrafos de “respuestas tipo”, efectivamente, que después se incorporan a los informes de cada escrito. De manera que en muchos casos no se entra a debatir lo que en la propuesta de cada uno, sino que se deriva hacia la “respuesta tipo”, sin entrar en el debate concreto. Veamos lo que se dice en tales “respuestas tipo”.
4.2.1. Sobre la participación pública.
Exceptuando particularidades, se ha respondido:
Es en este caso obligada la referencia a las determinaciones que a los efectos de Avances de Planeamiento y su exposición pública establece el texto en vigor del Reglamento de Urbanismo de Castilla y León (en adelante RUCyL), en sus artículos 152 y 432.
En virtud de los mismos, el Ayuntamiento de Valladolid en sesión plenaria de 26 de julio de 2012 adoptó el acuerdo de ordenar la apertura de un período de información pública del Avance de la Revisión del Plan General de Ordenación Urbana de Valladolid por plazo de dos meses y remitir al Órgano ambiental de la Junta de Castilla y León un ejemplar del Avance, a los efectos de la elaboración del documento de referencia.
Se publicó así, anuncio de 27 de julio de 2012 en el Boletín Oficial de Castilla y León, completado posteriormente por anuncio de 12 de septiembre de 2012 por el que el período de información pública se ampliaba un mes más.
Bajo la óptica del fomento a la participación pública y dentro de una lógica localista que permita conocer las ventajas para afrontar el futuro, en el espacio temporal que discurre entre la aprobación del Avance y la Aprobación Inicial, se realizaron foros y jornadas para incentivar el debate público.
Se han brindado pues diversos focos de participación: foro dirigido a los agentes y expertos locales (usuarios y gestores del espacio urbano), jornadas técnicas sobre la Revisión del PGOUVa, por iniciativa municipal, promociones en prensa de la exposición “ad hoc” que al efecto se desarrolló en Centro de Recursos Turísticos, etc., que constatan que la información pública no solo ha dado estricto cumplimiento a los requerimientos legales sino que además ha buscado impulsar la participación ciudadana.
Es más la presentación de sugerencias, y el presente informe a las mismas, evidencia que se han seguido las pautas de información pública y participación ciudadana.
4.2.2. Sobre la adecuación de la información urbanística presentada a los requerimientos de Reglamento y Pliego de concurso
Con independencia del reconocimiento y asunción de algunos errores materiales en la documentación escrita y gráfica del plan, que serán convenientemente revisados y subsanados, como así se describe en las respuestas particularizadas, se entiende el adecuado tratamiento de los trabajos de información, diagnóstico y avance, y por ello se ha contestado:
De acuerdo con los requerimientos del artículo 110 y 111 del RUCyL, los documentos de información y avance presentados han sido suficientes para elaborar el análisis y diagnóstico del término municipal, servir de soporte a sus propias determinaciones y realizar su Evaluación Estratégica Previa.
Se buscó en suma, plantear un trabajo dirigido hacia el plan y hacia sus objetivos, no se trató por lo tanto ni de una investigación académica, ni de una compilación de estudios previos, ni de un análisis de coyuntura. Se trataba de conocer la realidad urbana y relacionarla con el planeamiento urbanístico vigente para establecer mejoras allí donde el planeamiento es responsable de una u otra situación.

En su conjunto, han sido más de más de 3.700 páginas y 47 planos, desarrollados por un equipo multidisciplinar y de experiencia suficientemente contrastada en servicios similares, autónomos en sus decisiones y que garantizan la confianza en el trabajo realizado.
Sobre la adecuación de los contenidos presentados a los requerimientos concretos de los documentos marcos del contrato, conviene aclarar que han sido realizados todos aquellos análisis necesarios para diagnosticar la realidad existente, planteados como trabajos dirigidos de información (posibilidades de uso de los suelos de propiedad municipal en relación con las necesidades y demandas existentes, inventario de equipamientos, transporte y movilidad urbana, etc.)
Queda por tanto constatada la idoneidad de los contenidos presentados a los documentos requeridos u ofertados conforme a pliego.
4.2.3. Sobre el Perfil estratégico del documento de Diagnostico y Avance
A lo largo del proceso de participación consecuencia de la exposición al público de los documentos de Diagnóstico y Avance de la Revisión del PGOU de Valladolid, contratada en 2012, en algunos foros (institucionales y también de carácter asociativo) se ha dicho que dichos documentos “carecen de propuesta” o están orientados casi en exclusiva a consolidar la situación existente, incluso afirmando que la finalidad de la Revisión es facilitar la política del Ayto en marcha, obviando documentos de carácter estratégico aprobados por el Ayuntamiento: “Valladolid 2016”. Idénticos comentarios se recogen en algunas de las sugerencias presentadas. Sin embargo, en algunas sugerencias parece ignorarse que el Diagnóstico-Avance se entrega a la vez que toda la información que los soporta, información que también debe ser leída y atendida con exigencia, ya que su lectura es el punto de partida para cumplir el principal objetivo de la Revisión de los Planes Generales: “la reconsideración total de la ordenación general establecida en los mismos…” (Artº 168.1 RUCyL). El Avance debe ser esquemático y necesita estar vinculado al Diagnóstico, ya que plantea las principales ideas y líneas de trabajo de una Revisión que debe ser, en primer lugar, evaluada y re-enfocada por el equipo de Gobierno municipal. Estamos ante una herramienta de trabajo y en las primeras fases de un complejo proceso de elaboración. En base a estas afirmaciones, y sin perjuicio de las matizaciones particulares que recoge cada sugerencia al respecto, se ha considerado la siguiente respuesta tipo:
Es evidente que debemos insistir en que el documento de Diagnóstico y de Avance compone un todo y no pueden ser leídos por separado. No obstante hay que incidir en las determinaciones que por su parte, respecto del avance, el artículo 152 del RUCyL dispone en su apartado 3: La exposición pública de Avance de planeamiento sólo tiene efectos administrativos internos, preparatorios de la redacción de los instrumentos definitivos, sobre cuya aprobación final no tienen efectos vinculantes Como es lógico el Avance es esquemático, al haber todavía muchas decisiones puntuales pendientes, y las propuestas necesitan ser leídas al hilo de lo que se plantea en el Diagnóstico, también sintético, pero más preciso por ser resultado del conjunto de trabajo realizado en la Fase 2 de la Revisión: el trabajo de información y estudio de la unidad y un planeamiento.
El Avance se presentó como un documento capaz de mostrar la orientación que se está dando a la Revisión, pero a la vez abierto a cierta discusión, presentando alternativas de ordenación, tal y como exigen la legislación urbanística, alternativas por otro lado dirigidas a perfilar el modelo de ciudad posible, enfatizando en aquellos elementos fundamentales de la ordenación urbana, explicando cómo se pueden, en cada caso, alcanzar los objetivos marcados.
En cualquier caso y a modo de aclaración planteamos como una “lista” autónoma lo que consideramos los “proyectos estratégicos” propuestos en esta Revisión, presentes en el documento de Diagnóstico y Avance, pero no mostrados en el mismo agrupadamente, sino como consecuencia de cada problema o tema abordado en cada caso. Lo hacemos para, en esta respuesta, aclarar el horizonte desde el que se está desarrollando la Revisión.
Los proyectos “estratégicos” de la Revisión son:
A. Integración de la ciudad con su Alfoz o entorno metropolitano en formación.

P1. Proyecto de movilidad sostenible: las puertas de la ciudad (fomento transporte público).

P2. Proyecto de Sistema Metropolitano de parques: anillo verde exterior (un territorio compartido).

B. Urbanismo y actividades económicas: el plan como herramienta de promoción de la ciudad y de generación de oportunidades de emprendimiento y empleo.

P3. Valladolid logístico: Parque agroalimentario y futuro Puerto Seco, en conexión con el nuevo espacio ferroviario.

P4. Trabajar en Argales: Regeneración de espacios industriales interiores en declive (mantener trabajos “en” la ciudad, acciones sistémicas, incluso incorporación de parcelas públicas.

P5. Crear una reserva estratégica de Suelo Rústico común en los bordes urbanos para localizar posibles usos industriales singulares

P6. Consolidar el Proyecto integrado de infraestructuras de transporte: Red arterial + grandes accesos + proyecto ferroviario + mejora estratégica de la movilidad urbana (modos y conexiones)

C. Proyecto de Regeneración Urbana 1: Valladolid Capital Regional

P7. Revisar la ordenación del Centro Histórico: puesta en valor y mejora funcional (relación con sus bordes)

P8. Consolidad un área de Nueva Centralidad contigua al Centro Histórico: Proyecto Rogers y su entorno

P9. Potenciar la centralidad de la Avenida de Salamanca: nuevo Centro de Congresos y proyecto bulevar.

P10. Parques del Oeste: crear un gran espacio de equipamiento integrado: deporte (Estadio + Valladolid Arena); ocio, esparcimiento y usos mixtos (cultura, comercio), parques conectados….

P11. Polo Universitario Norte: hacia una lectura articulada de los campus universitarios, mejora conectividad y espacio público

D. Proyectos de Regeneración Urbana 2: los barrios de Valladolid

P12. Unidades Urbanas como Nueva herramienta estratégica: micro-acciones sistémicas de mejora urbana, control de la calidad de vida urbana (equipamiento, espacio público, actividad local…)

P13. Planes especiales y ARI´s (ARU´s): acciones dirigidas de regeneración urbana en lugares deficitarios (Bº España, Las Flores, Canal de Castilla, entorno Batallas, Buenos Aires, Delicias Sur, Pajarillos,…) Fomentar la rehabilitación residencial.

P14. El Pisuerga, corazón verde: mejora integración río (Norte fluvial; tramo urbano, mejora interacciones bordes; Sur en transición)

P15. Anillo verde interior, ligado al Pisuerga, creación de un verdadero sistema de Parques y corredores verdes urbano: parques existentes, canales (Castilla y Duero), acequias, cañadas, pinares… Reserva en Parques del Este. Anillo verde equipado.

E. Estrategias de corrección de disfunciones normativas existentes

P16. Flexibilización inteligente de los usos urbanos (fomento de la actividad, mayor sencillez interpretativa)

P17. Reorganizar el cómputo y la gestión de los Sistemas Generales, de acuerdo con el RUCyL y la normativa del Estado de referencia

P18. Favorecer un uso más eficiente del Patrimonio municipal de suelo, fomento de la vivienda pública en alquiler.

P19. Introducir programación urbanística, en el marco legal vigente y desde el reajuste del suelo de reserva disponible.

P20. Crear una normativa que fomente en la urbanización y en la edificación, la aplicación de criterios de eficiencia energética y diseño urbano sostenible.

Se considera por tanto, que la documentación presentada y expuesta al público cumple la función con la que fue planteada así como los criterios legales exigidos.
4.2.4. Sobre la definición de la Propuestas.
Igual que en el caso anterior, han sido varias las sugerencias que han pretendido etiquetar al Avance presentado con algunas de las alternativas que desde el propio Avance se proponían. Se ha justificado una opinión en contrario, en base a la siguiente respuesta tipo:
Sobre los modelos planteados, conviene aclarar que desde el Avance no se ha definido una alternativa como la válida; todas ellas cuentan con un sustrato común, y el resto son alternativas de desarrollo de la ciudad.
Así, el modelo nº1, es una alternativa de obligada consideración. De hecho es el Plan General vigente, y como tal, el punto de partida de la solución que finalmente se proponga. El modelo nº 2, se plantea como alternativa de “decrecimiento”, porque como tal presenta un suelo urbanizable clasificado menor que el del plan en vigor. Los modelos 3 y 4 plantean alternativas con un grado de porcentaje de reducción de suelo urbanizable sobre el plan vigente y claramente orientadas hacia el refuerzo y consolidación de las actividades económicas en el municipio.
Hay que insistir en el hecho de que los cuatros modelos/alternativas planteadas cuentan con un sustrato común, la alternativa 0, en la que se proponen medidas urbanísticas encaminadas a mejorar la movilidad, la vivienda y las infraestructuras.
En todo caso, un Plan General es un instrumento de vigencia en principio indefinida, y que por lo tanto, debe contener en sus propuestas de clasificación alternativas capaces de acoger las necesidades de escenarios económicos dispares. No es posible por tanto, coartar el futuro crecimiento de la ciudad, como tampoco deben olvidarse los problemas de la ciudad actual, cuestión esta que de facto no se hace, pues el avance defiende de manera continua que la alternativa 0, es ineludible y al mismo tiempo debe ser compatible con cualquier tipo de crecimiento.
4.2.5. Sobre las Áreas Homogéneas.
Es quizás el tema de mayor complejidad técnica y jurídica al que la Revisión se enfrenta. Conviene recordar que se trata de suelos urbanizables no delimitados que el actual marco legislativo no reconoce como tales. El equipo redactor ha enfocado este tema en el Avance y se están realizando estudios específicos, para abordar la ordenación de los espacios asociados en el documento para Aprobación Inicial de esta Revisión, (su incorporación o no como suelo urbanizable) analizando cada una de las Áreas Homogéneas, su situación administrativa, sus características de posición y de relación con la estructura urbana, incluso se realizará una valoración de posibles gastos indemnizables, siempre desde el respeto fiel al marco jurídico definido tanto por el Estado como por la legislación autonómica., etc. Estos argumentos son los que evidencian la respuesta planteada:
El principal criterio para abordar la cuestión de las AH’s en esta Revisión, será el de promover un tratamiento diferenciado de cada AH ajustado a las situaciones de tramitación (por cuestión de derechos adquiridos), buscando al mismo tiempo que dicho tratamiento responda a las necesidades urbanísticas del municipio (nuevo modelo urbano), tal y como marcan las disposiciones normativas vigentes (art. 10.1.a) y b) del TRLS), esto es, la reconsideración global del planeamiento del municipio (conexiones, cargas de SS.GG, variedad de usos, programación…).
Los análisis efectuados demandan que el dimensionado del suelo urbanizable se relacione estrechamente con lo que consideremos necesario en materia de vivienda y actividades económicas. Un nuevo barrio no puede ser en la ciudad un nuevo problema. En este sentido se han detectado tres situaciones diversas, en base a las cuales el equipo redactor plantea diferente propuestas:
AH 1, 5 y 7

Áreas Homogéneas en las cuales ha sido desarrollado el procedimiento de delimitación de sectores y el establecimiento de la ordenación detallada (Plan Parcial aprobado). La presente Revisión del PGOU de Valladolid va a tener en cuenta la situación administrativa de los respectivos sectores de suelo urbanizable, procurando no lesionar los derechos adquiridos en el marco de la legislación vigente, considerando el alcance en cada caso de los instrumentos de planeamiento de desarrollo aprobados y estableciendo las condiciones de su inserción en el nuevo modelo urbano.
AH 6, 8Este, 10, 11 y 12

Áreas Homogéneas en las cuales ha sido iniciado (con diversos estadios de culminación) el procedimiento de delimitación de sectores y el establecimiento de la ordenación detallada. La presente Revisión del PGOU de Valladolid va a de tener en cuenta la situación administrativa de los respectivos sectores de suelo urbanizable, considerando globalmente su correspondencia con el modelo urbano propuesto y valorando la oportunidad o no de fomentar el desarrollo en cada una de las partes de la ciudad consideradas y teniendo en cuenta tanto su situación actual como el horizonte que resulte de la valoración de las necesidades urbanísticas de la ciudad.
Resto de AH´s

Áreas homogéneas en las que no se ha iniciado la delimitación de sectores o la ordenación detallada. La presente Revisión del PGOU de Valladolid parte de la situación administrativa actual de los respectivos sectores de suelo urbanizable, considerando cada una de las situaciones sobrevenidas y su grado de desarrollo, tanto a partir de las necesidades urbanísticas del municipio como de las circunstancias particulares de cada sector existente o potencial, valorados desde una visión de conjunto y de servicio al modelo urbano previsto.

4.2.6. Red viaria y Movilidad


Si bien cada una de las cuestiones de marcado carácter sectorial se ha puesto en relación con los diferentes proyectos estratégicos que pudieran afectarles, se ha ido considerando respuesta a respuesta algunos de los contenidos que ahora se detallan:
Desde el punto de vista de la movilidad uno de las primeras conclusiones que apunta el Diagnóstico integrado y el Avance es la necesaria Revisión del actual Plan de Movilidad Urbana de Valladolid, bien porque algunos de sus planteamientos necesitan actualización, bien porque sus propuestas no se llevaron a cabo y quizás ahora deban ser re-dirigidas.
No obstante, deben considerarse en su justa medida las propuestas que desde el Avance de la Revisión se plantean para mejorar las actuales condiciones, propuestas que en todo caso se irán pormenorizando en etapas posteriores: necesidad de un plan de movilidad –transporte público– de alcance metropolitano, disponer “puertas urbanas en espacios clave de acceso”, ampliación de los itinerarios peatonales y aéreas estanciales, diseño de una red ciclista en consonancia con los corredores verdes, fomento de acciones de “smart city” en el uso del coche eléctrico, detección y corrección de discontinuidades, tramos de congestión, nodos no resuelto, nuevos aparcamientos disuasorios y reconsideración cualitativa de los existentes, etc.
4.2.7. PLAN ROGERS. Regeneración Urbana y Áreas de Nueva Centralidad.
Al igual que en el caso anterior, han sido diversas las repuestas (tanto institucionales como particulares) en las que se ha reiterado el valor que para el Valladolid del futuro y por tanto para la revisión, tiene la consideración del soterramiento de la Red Ferroviaria Central a su paso por el casco consolidado
Dentro del programa de regeneración urbana que propone la revisión en el corto medio/plazo, como parte de las actuaciones que definen el modelo 0, es intención prioritaria recuperar los Planes Especiales de Barrios como instrumento canalizador de sus problemas y deficiencias.
Por su parte, respeto a las áreas de nueva centralidad, la revisión del PGOUVa considera que el Plan Rogers, como una pieza clave para el urbanismo de la ciudad, el elemento estratégico más determinante de su estructura urbana.
Es por ello que se apuesta por el desarrollo de este proyecto, coordinando las actuaciones perimetrales del ámbito del soterramiento, anticipando soluciones que garanticen permeabilidad a uno y otro lado de la vía, fomentando en definitiva la creación de un nuevo área de centralidad un polo generador de empleo.
4.2.8. Casco Histórico.
Si bien algunas de las circunstancias requeridas para este ámbito hacen referencia a determinaciones concretas del ámbito PECH, otras podrían ser fácilmente transportables al resto de la ciudad. Son los casos referidos a la reconsideración de la ordenación detallada, la flexibilización de usos, las alturas, la edificabilidad existente, la catalogación, etc. Especial significación merece el acopio de sugerencias recogidas sobre la calificación de los espacios no edificados del Claustro de las Francesas, al que se prestará especial atención en el documento de aprobación inicial. En base a lo anterior, se han planteado una batería de respuestas que aluden a las cuestiones siguientes:
- Resolución de problemas y desacuerdos interpretativos (PGOU/PECH).Armonización normativa.

- Flexibilización de usos. Corrección de disfunciones en la ordenación detallada: ordenanzas matizadas.

- Altura libre en plantas bajas para usos no residenciales en edificios de más de 40 años de antigüedad.

- Reconsideración integrada de la catalogación y las normas de protección: introducir figuras como entornos monumentales y conjuntos conventuales.

- Re-delimitación extensiva justificada del ámbito PECH

- Actualización de herramientas de intervención, instrumentos de actuación: adaptación al RUCyL

- Mejora y precisión documental: planos, fichas, tablas, normas…

4.2.9. Catálogo


La mayor parte de las sugerencias en relación al actual Catálogo del PGOU y a las propuestas presentadas en el Avance, se enmarcan dentro de las recomendaciones para la utilización de los registros actuales de la Fundación DOCOMOMO en Valladolid. Las respuestas en este sentido han seguido el siguiente tenor:
Se incorporarán aquellos elementos del listado propuesto aún no catalogados -una parte sustancial ya lo está- en tanto se adecua con los criterios y propuestas considerados en la Revisión del catálogo del PGOUVa y conjuntamente con otras aportaciones formuladas al Avance de la Revisión.
Sería útil en este sentido, la documentación que con carácter complementario a la sugerencia hecha se desee aportar, entre la que destacan las fichas utilizadas por el DOCOMOMO para la creación de su Registro.
Su incorporación al citado catálogo guardará relación por tanto con su aptitud para integrarse coherentemente en la nueva ordenación que se proponga en tal documento con carácter general para el municipio, y en particular en el régimen de catalogación.
4.2.10. Sistemas Generales
Se han completado respuestas que arrojan luz sobre la necesaria reorganización y gestión de los Sistemas Generales, previa consideración de los ya obtenidos según los planeamientos ejecutados, advirtiendo la necesidad de establecer una programación urbanística viable desde el reajuste del suelo disponible.
4.2.11. Cambio de clasificación
Las propuestas del Avance por clases de suelo se realizaron siendo rigurosos con el planeamiento en vigor. Debemos tener en cuenta, sin embargo, que es en el RUCyL –en su desarrollo de la LUCyL- donde se establecen las condiciones del suelo urbano consolidado y de cada uno de los sectores de suelo urbano no consolidado y urbanizable (existentes o nuevos), que habrán de cumplirse con lealtad a la propia norma de la que emanan. Siguiendo estos criterios se han abordado las diferentes solicitudes planteadas, particularizando el caso a caso.
La clasificación del suelo es un acto reglado según lo dispuesto en el Título I. Régimen del Suelo Capítulo II. Clasificación del Suelo del RUCyL. Se recuerda a los interesados que el carácter del Plan General como instrumento que antepone el interés general a los intereses particulares en aras de conseguir los objetivos que propone la LUCyL y RUCyL: "contribuir a resolver las necesidades de suelo residencial, dotacional e industrial del municipio regulando, delimitando u orientando, según los casos, las zonas de crecimiento, la utilización del suelo rústico y los procesos de renovación y rehabilitación urbana".
En base a estas disposiciones legales, se comprobará si los servicios existentes a los que se refiere el que sugiere son adecuados para el uso y la clasificación solicitada, cuestión esta que se revisará en detalle en el documento de aprobación inicial.
4.2.12. Ordenanzas de la Edificación y los usos en Suelo Urbano. Flexibilización de usos
Como ya se ha comentado para el ámbito del Casco Histórico, esta respuesta ha sido común para algunas de las sugerencias relativas al PECH.
Uno de los objetivos básicos de la revisión del PGOUVa es examinar y reconsiderar la regulación de las condiciones de edificación y los usos en suelo urbano consolidado, procurando una flexibilización inteligente de los mismos, en aras a conseguir un fomento de la actividad y una mayor sencillez interpretativa.
En todo caso la compatibilidad de usos podrá regularse entre la industria y el terciario, no así con el uso residencial. Según los criterios previamente establecidos, a la vista de las circunstancias que concurren en el escrito de sugerencia, se revisará la regulación de los usos en el documento de Aprobación Inicial del PGOUVa.

Después de esa serie de respuestas reiteradas y genéricas, veamos qué se ha dicho de los distintos grupos de escritos. Se incorporan resúmenes de elaboración propia (de IU) y del “informe de sugerencias” citado.

  1   2   3   4   5


La base de datos está protegida por derechos de autor ©absta.info 2016
enviar mensaje

    Página principal