Ana cinthya santiago santiago karen ruiz gonzalez arantxa vivas trejo



Descargar 39,05 Kb.
Fecha de conversión05.07.2017
Tamaño39,05 Kb.
BENEMÉRITA Y CENTENARIA ESCUELA NORMAL DEL ESTADO

PRÁCTICAS SOCIALES DEL LENGUAJE

SINTESIS: Lenguaje, aprendizaje y la capacidad para leer y escribir

CATEDRATICO: GUERRERO SÁNCHEZ GUSTAVO ALEJANDRO

  • JESÚS GERARDO GASPAR PÉREZ

  • ANA CINTHYA SANTIAGO SANTIAGO

  • KAREN RUIZ GONZALEZ

  • ARANTXA VIVAS TREJO

LIC. EDUC. PRIMARIA

13 DE ABRIL DEL 2013

LENGUAJE, APRENDIZAJE Y LA CAPACIDAD PARA LEER Y ESCRIBIR

Otra forma de mirar el aprendizaje de la lengua

El aprendizaje del lenguaje también incluye el aprendizaje del uso de su forma escrita, es decir el aprendizaje de la lectura y la escritura. La mayoría de los maestros y estudiantes asumen que la forma escrita del lenguaje es significativamente diferente a su forma oral, no solo creen una forma más abstracta y secundaria del lenguaje, sino que también que su proceso cerebral es diferente y que por ello su aprendizaje se realiza de manera completamente distinta.

Cada lenguaje consiste en un surtido único de cientos de “conversiones” organizadas en formas extremadamente complejas y arbitrarias. Sin embargo, hay millones de “parvulitos” con cerebros “inmaduros” que aprenden exitosamente, con extraordinaria facilidad, esto es común entre los 5 ½ y los 6 ½ años de edad.

¿Cómo lo hacen?

Las condiciones que operan cuando este aprendizaje se da tienen algo que ver con ello. Los humanos han sido especialmente programados, sin embargo, algunos siendo humanos, por una razón u otra, tienen denegadas las condiciones que operan cuando el niño “normal” aprende a hablar, en el aprender a hablar hay algo más que solo haber sido programado en cierta manera neurológicamente.

No solo se tiene que ser humano, también ciertas condiciones deben operar para permitir que este aprendizaje tenga lugar. Sin embargo existen siete condiciones que resaltan que de cierto modo son relevantes por etapas: aprender a leer, escribir, deletrear y aprender una segunda lengua

Condiciones bajo las cuales los niños aprenden a hablar

Existen condiciones que propician que los niños comiencen a comunicarse por medio de las palabras, son 7, las cuales se dicen a continuación:



  • Condición 1: Inmersión

La inmersión en la cual el niño se desarrolla, por lo que en esta principalmente cualquier tipo de lenguaje es significativo, intencionado y total.

  • Condición 2: Demostración

La demostración, son las convenciones que se utilizan para expresar significados de acuerdo a lo que se necesita expresar, así como el fin que tenga la expresión.

En esta depende mucho lo que los adultos piensen acerca de su habilidad para comunicarse, si el adulto lo cree incapaz de poder hablar, al niño se le dificultara poder hacerlo.

La responsabilidad, en esta es importante dejar que los niños elijan su propia manera de aprender a utilizar la lengua de forma adecuada, puesto que si el adulto se entromete puede que el niño no aprenda.

  • Condición 5: Aproximación

La aproximación, en la cual los niños no presentaran un lenguaje de adulto de un momento a otro.

Se espera que los niños desarrollen la habilidad que un adulto ya tiene en la manera de comunicarse mediante el lenguaje oral y el escrito. Se ha escuchado que los niños pueden ser corregidos en situaciones donde se presentan sinónimos, tal como el que cambien el “madre” por “mami”, donde utilizan palabras por así de decirlo, de niños mimados y adecuadas a su edad.

Sin embargo ante la situación problemática de un lenguaje escrito, existen casos donde los niños en vez de escribir la frase o palabra completa, solo plasman las vocales de dicha frase o palabra, a lo que se le puede llamar silábico, que muy a su proceso solo logra identificar las vocales en la redacción.


  • Condición 6: Uso

Aprendiendo a hablar se les puede dar mayor facilidad de usar el lenguaje oral correctamente, entablando conversaciones y teniendo una buena dicción del habla, pone al niño en la situación de interés hacia cómo se dicen las palabras, es decir a la fonética, y no de la manera en que se les obligue durante cierto tiempo del día a dedicarse solamente a esta situación.

  • Condición 7: Retroalimentación

Está la situación de lo que podríamos llamar “frases mochas” por ejemplo: “papo mami” a “ese es el zapato de mami”, por lógica los niños pequeños aún no saben enlazar las frases utilizando los conectores y verbos adecuados, además de que las palabras que ya tienen en su léxico son pocas y no las saben pronunciar en un 100%.

Se tiene que corregir de una manera especial al infante de tal manera que dicha acción no la sienta como un acto violento, sino más bien voluntario y que él mismo vaya identificando las diferencias entre una frase y otra, como por ejemplo, que el pequeño diga: “papo mami” y responde a ello: “si ese es el zapato de mami”, y de esta manera se hará que el niño reflexione sobre ello, aunque claro que la acción de cambio dependerá mucho de él, ya que si él tiene la iniciativa y el avance por comenzar a hablar de manera correcta lo hará, de otra manera no se podrá obligarle, solo retroalimentarlo e incitarlo a que lo haga.



BIBLIOGRAFIA

En cero en conducta, año VII, núm. 20-30, enero abril, México, Educación y Cambio, 1999, p. 9-14


La base de datos está protegida por derechos de autor ©absta.info 2016
enviar mensaje

    Página principal