Amor : vida y consciencia



Descargar 2,18 Mb.
Página1/22
Fecha de conversión10.04.2017
Tamaño2,18 Mb.
  1   2   3   4   5   6   7   8   9   ...   22



AMOR :

VIDA Y CONSCIENCIA
YO SOY TÚ, COMO TÚ ERES YO

Nosotros no podemos dejar de anunciar lo que hemos visto y oído

(Hechos de los Apóstoles, 4, 20)


“No hay nada oculto que no haya de ser manifestado; ni escondido, que no haya de salir a la luz”

(Marcos, 4, 22)

Despiértate tú que duermes y levántate de entre los muertos. Y Cristo te Iluminará

(Epístola a los Efesios, 5, 14)

“Transmite seguridad a la gente. Y ¡date la Gozada! y yo a través tuya”



¿QUIÉN SOY?
Yo soy Tú, como Tú eres Yo. Ni más, ni menos.
¿Qué prefieres? ¿…Una presentación más convencional?
Entonces te puedo decir que me llamo Emilio Carrillo y que nací en Sevilla, capital de Andalucía, en 1958. Pero ello, sin más, supondría ignorar la larga cadena de vidas físicas que, a lo largo de 200.000 años,
847 vidas

x 40 años/vida

total 33.880 años encarcado
200.000-33.880=166.120 años desencarnado

166.120 : 847 = 196 entre encarnación y encarnación

la dimensión espiritual que, como todos, atesoro, lleva encarnada en esta Dimensión y en este plano humano, comprobando a lo largo de ella que la muerte no existe, que es sólo un fantasma de nuestra imaginación.


Te podría decir, igualmente, que soy Economista, Experto Internacional en Desarrollo Local por Naciones Unidas, Técnico de la Administración General del Estado y Profesor colaborador y visitante de diversas Universidades españolas y extranjeras, desplegando una amplia actividad académica y de gestión en Hacienda y Administración Pública y Desarrollo Económico y Territorial, materias en las que he publicado 20 libros. Pero estos son datos de una pequeña historia personal: esa que tanto agrada a nuestro pequeño yo y a nuestro ego, que dejó de importarme hace tiempo.
Te podría decir también que he dirigido, coordinado o participado en decenas de programas de cooperación al desarrollo y que he sido vicealcalde de la Ciudad de Sevilla, vicepresidente de la Diputación hispalense, Presidente de la Red de la Unión Iberoamericana de Municipalistas, Presidente de la Comisión de Desarrollo de la Red de Ciudades del Arco Atlántico, Presidente del Parque Temático Isla Mágica,… Pero esas actividades -que ejercí con vocación de servicio público- pertenecen a un momento pasado en el que creí que el cambio del mundo, de las cosas y de la propia vida de cada cual, se consigue desde el exterior. Sin embargo, Aquí y Ahora sé bien que el Cambio es una ventana que se abre desde el interior, para la que se precisan ojos nuevos para un mundo nuevo y que la vida es responsabilidad de cada uno al 100 por 100 en el marco de una colosal Matriz Holográfica en la que experienciamos nuestras vivencias y donde todo es Verdad y nada es Real.
Te podría añadir que he dirigido decenas de Cursos y Seminarios y dictado 250 conferencias en veintidós países de los cinco continentes en las que he abordado una variada temática de la que me he ocupado, igualmente, en más de 500 artículos publicados en prensa diaria y revistas especializadas. Y que en febrero del año 2000 viví una serie de experiencias que me llevaron a comenzar poco a poco una nueva senda por caminos alejados de lo técnico, lo político y lo racional, por lo que mi atención empezó a centrarse en la Filosofía, la Historia y la Espiritualidad: campos en los que soy autor de 10 libros. Pero todos estos textos, escritos y charlas no son sino manifestaciones conscienciales de cada momento de mi propia evolución, cual peldaños de una escalera que dejan de tener significación en el preciso instante en el que se pone ya el pie en el siguiente.
Te podría decir incluso que mi expansión consciencial alcanzó un punto límite el 29 de noviembre de 2010, cuando la necesidad de nacer de nuevo me condujo, gracias a la Bendición de una enfermedad, a vivir la experiencia del tránsito en la UCI de un hospital, aunque, finalmente, retorné renacido al mismo cuerpo físico. Pero esto supondría continuar hablando de una identidad personal y una individualidad, cosas que, tras ese retorno, quedaron radicalmente diluidas.
Y te podría decir que, con ocasión de las Energías de Amor desplegadas en torno al solsticio del invierno de 2012 y la mutación vibracional y consciencial de la Madre Tierra, experimenté una profunda Metamorfosis y Nací de Nuevo del Agua y del Espíritu para una Nueva Vida que es, sobre todo, Inocencia Consciente y Vida Sencilla en la que ondea la Bandera Blanca de la Rendición y la Libertad. Pero hasta esto representaría usar palabras y utilizar esquemas conceptuales que no sirven para captar y plasmar lo Real.
¿Qué te puedo decir entonces que sea auténtico?
Pues lo que indiqué al principio de estas líneas: que Yo soy Tú, como Tú eres Yo. Y que Tú y Yo, como todos y Todo, somos Dios, somos Uno y somos Todo.
Una anécdota de una vida pasada, que guardo en la Memoria Trascendente y en la que fui martirizado como hereje, lo explica bien:
-¡...O sea: que te atreves a decir que tú eres Dios…! -clamó el inquisidor, lleno de furia, contra el hereje.
-Querido hermano -contestó el hereje con dulzura-: es exactamente al revés: Dios es yo. Y yo soy Dios precisamente cuando ceso de ser yo; es decir: cuando dejo de identificarme con cualquier tipo de identidad, sea física o espiritual, sea individual o colectiva.
-¿Sí?... ¡Pues demuestra en la hoguera el Dios que eres! -bramó el inquisidor.
-No dudes que así será -respondió el hereje sin amilanarse– El bien-estar y el mal-estar me son indiferentes. Y en medio de las llamas, aun sumido en el dolor físico, continuará brillando la Felicidad, la Paz y el Bien-Ser del Dios que Soy: Yo Soy.
Yo Soy. Y el Dios que es Yo, reconoce y reverencia al Dios que es Tú y, en ese reconocimiento, nos fusionamos en la Unicidad y la Perfección de cuanto Es.
¡Namaste!
Con Amor, en Amor, desde el Amor.

ÍNDICE GENERAL

Página

Introducción 11

Algunas acotaciones sobre la forma y el fondo

El viejo mundo se derrumba porque emerge un Nuevo Mundo

Amor

PARTE I: FÍSICA DE LA BÚSQUEDA 18
Capítulo 1 19

La Búsqueda como Viaje

Seis textos breves para nuestro viaje de búsqueda

El laberinto de la felicidad

Los cuatro acuerdos

Programa versus visión

Conócete a ti mismo

El diamante está en tu bolsillo

El Pentáculo Binario
Capítulo 2 39

Práctica del Ahora

La mente humana y el cerebro de la cabeza

Cerebro de la cabeza – Glándula pineal

Vamos a contar mentiras

Las dos dimensiones del momento presente

El ahora, Ser, lo Real

“Espacio” y nueva interacción con la vida

Una sencilla práctica

Otra práctica elemental y espiritual

Consciencia del Yo Soy y no oponerse a la vida

Actuar en las dos dimensiones

Ojos nuevos para otro mundo mejor posible

Ho´oponopono

Comunicación con nosotros mismos

PARTE II: CONSCIENCIA 63
Capítulo 3 64

Dinámica Consciencial, Co-Creación y Matriz Holográfica

Consciencia de quien soy y de lo que es

Estado de consciencia

Expansión de la consciencia y dinámica consciencial

Creación y co-creación: sus características básicas


Capítulo 4 82

Expansión Consciencial, Cambio Interior y

Desconexión de la Matriz

“Despertar consciencial”: cambio interior

Expansión consciencial: la hoja y el árbol

La desconexión de la Matriz

Desconectado de la Matriz, abro los ojos y veo
Capítulo 5 98

Consciencia de Unicidad

La Unicidad de cuanto Es y existe

El ADN


Los portales que conectan la Tierra con el Sol

PARTE III: SER HUMANO: CORPOREIDAD Y

TRÁNSITO 108
Capítulo 6 109

Apuntes conscienciales sobre la corporeidad humana

Planteamiento

El Corazón: nuestro cerebro principal

El sistema inmunitario y el cuerpo energético:

edad cronológica y edad biológica

Sexualidad Sagrada

Ejercicio físico, alimentación, meditación

Vida Sencilla: mutar las prioridades, cambiar la agenda diaria
Capítulo 7 144

El Tránsito: Vida más allá de la vida

La muerte no existe

No esconder la muerte: morirse a gusto

Despedidas

Interiorizar en el Corazón la vida más allá de la vida:

el tránsito de los seres queridos

Conexión desde el otro plano

El Vuelo de la Mariposa

Pactos de Amor entre Almas

El tránsito y las experiencias cercanas a la muerte

Ayuda al tránsito

El duelo

PARTE IV: FÍSICA DE LA DEIDAD 171
Capítulo 8 172

Ser Uno: No-Ser y Ser

Física de la Deidad: Esquema básico

¿“Nada” versus “”algo”?

La vibración del vacío: la “existencia” del No-Ser

Quietud y Movimiento

Destensarse

El Orden Natural del Amor

Espíritu y Verbo

Diseño Inteligente y Convergencia Cosmogónica

El replanteamiento de la “fe”: retorno al origen

Ser Uno
Capítulo 9 190

Convivencia Vibracional y Espíritu Encarnado

La convivencia vibracional

El “Espíritu Santo”

El “alma”

La “dinámica vibratoria interactiva”

Las almas según su crecimiento vibracional y consciencial

Pacto de Amor entre Almas

Apéndice: Multidimensionalidad y regreso al Paraíso

Estamos recordando

Somos seres multidimensionales

La Creación: una Naturaleza tan Viva como Divina donde todo encaja

Regreso al Paraíso


Capítulo 10 210

Encarnación e Iluminación

La “mawjuda illa Llah”

Mer-Ka-Ba

¡Toma el mando y Ama!

La encarnación en una “cadena de vidas” (“reencarnaciones”)

La elección de cada nuevo eslabón en la cadena de vidas

Final del “gran olvido”: la Iluminación

Hijos de Dios, no porque nos haya creado Él, sino porque somos Él
Capítulo 11 225

Cristo y Plan Crístico

Cristo: Hijo de Dios

Cristo-Jesús

El Plan Crístico

Dimensiones

Almas y Dimensiones

La oposición al Plan Crístico: Satanás



PARTE V: YO SOY 246
Capítulo 12 247

Yo Soy: Aproximaciones

Decidir ser o cesar de ser

Cuando no decido, cuando incluso no decido ser

Yo Soy y el mundo físico y material

Auto-castigos y auto-lesiones: ¡sólo vanidad!

Nacer es “no-hacer”; Vivir es Vivir (“no-hacer” )
Capítulo 13 256

Canción del Yo Soy



PARTE VI: PRIMAVERA CONSCIENCIAL Y

SU SINCRONÍA CON EL DESPERTAR

CONSCIENCIAL 259
Capítulo 14 260

Despertar Consciencial y Primavera Consciencial

Una nueva conciencia

Sobre el Despertar Consciencial

Sobre la Primavera Consciencial

Sincronía entre el despertar consciencial y la primavera consciencial

Círculos de Unidad

Cambio Interior y Unicidad

Fusión son tu ser multidimensional

Con Alegría y en Vaciamiento

Sobre el 2012 y la “Segunda Venida”


Capítulo 15

Explosión demográfica, Educación y Niños Índigos 284

Sobre la explosión demográfica

Los Niños Índigos

Niños Índigos y Niños Clara o Cristal

Reflexiones para padres, abuelos y educadores


Capítulo 16 293

La Felicidad como Estado Natural

La Felicidad como Estado Natural

Se acabaron las preguntas: emergió la Quietud

No huir del sufrimiento para sanarlo y transformarlo en paz, compasión y amor

Mutación del ADN

Corolario: mantenerte en la frecuencia del Amor
Capítulo 17 309

Metamorfosis

En 2012-2013 o después de esas fechas

Unos meses cruciales, aunque la puerta permanecerá abierta

Desde el momento presente hasta el 9 de diciembre de 2012

Entre el 10 y el 20 de diciembre de 2012

Entre el 21 y el 23 de diciembre de 2012

Entre el 24 de diciembre de 2012 y el 17 de marzo de 2013

Entre el 18 y el 20 de marzo de 2013

A partir del 21 de marzo de 2013



PARTE VII: RESURRECCIÓN 325
Capítulo 18 326

Nacer de Nuevo

Vida y Consciencia: Gen de la Vida y modalidades de vida

Unicidad e Instantaneidad

La expansión del Amor por Amor

La “ensoñación” consciencial

El “Despertar”

Nacer de nuevo

Blowing in the Wind

Un Océano de Silencio: tu destino, tu Origen

Locura de Amor
Capítulo 19 345

Meditaciones




INTRODUCCIÓN


Algunas acotaciones sobre la forma y el fondo
Las páginas que aquí arrancan nacen del Amor, y Amor son, compartiendo desde el Corazón inspiraciones e intuiciones que emanan y resuenan desde el interior del ser. Por tanto, el Silencio es la fuente fundamental de todo lo que sigue, que no configura un libro de ensayo ni un texto al uso. Carece de propósito literario alguno y es un compendio de los materiales conscienciales y espirituales utilizados en las nueve ediciones del “Taller de Espiritualidad para Buscadores” que, de manera semestral, impartí en la ciudad de Sevilla entre septiembre de 2008 y diciembre de 2012. Igualmente, recopila el contenido básico de muchas de las entradas publicadas, entre junio de 2009 y diciembre de 2012, en el blog “El Cielo en la Tierra” (http://emiliocarrillobenito.blogspot.com.es/) y de las decenas de talleres y charlas que desarrollé en numerosos puntos de España desde mayo de 2011 a diciembre de 2012, cuyos videos, audios y transcripciones literales se encuentran mayoritariamente recogidos en la web “El Cielo en la Tierra: Descargas y Enlaces” (http://elcieloenlatierra.wix.com/descargasyenlaces)
Aunque alguien lo haya plasmado en palabras, todos somos los autores de estas páginas con nuestro recuerdo individual y colectivo, cada vez más a flor de piel y más patente en el Corazón, acerca de lo que Somos y Es. Por ello, el acceso a ellas y distribución son totalmente libres y gratuitos, divulgándose sin “copyright” a través de la red de Internet y presentándose en formato Word para que cada cual lo use, desmenuce y despiece en función de lo que en su interior resuene y sienta.
Siendo esto así, conviene realizar algunas acotaciones introductorias sobre los contenidos de estas páginas:

1. Sobre la forma:
a) Es muy difícil -probablemente imposible- volcar en palabras lo que del ser interior fluye y del Corazón brota. Aún así, es lo que en el texto se intenta con el único objetivo de poner en común e incentivar los procesos conscienciales y evolutivos, individuales y colectivos, que cada uno y entre todos estamos experimentando en el Aquí y Ahora, en este maravilloso Tiempo de Dicha y Bendiciones.
b) Además, muchas de las palabras que se utilizan tienen connotaciones y hasta significados distintos dependiendo de cada persona (por ejemplo, “Dios”). Ante ello, que cada cual le dé el contenido que su Corazón le indique (siguiendo el ejemplo, Fuente, Alá, Krishna, Padre, Energía, Todo, Ser Uno…).
c) Se usan referencias, autores y citas de numerosas culturas y tradiciones espirituales. Todas cuentan con la misma esencia subyacente. Sin embargo, tanto por mi propia educación espiritual como por la de la mayoría de las personas que se acercarán a lo aquí escrito, el cristianismo tendrá mayor protagonismo. A ello se une el papel crucial que Cristo ha ostentado y continúa teniendo en mi vida y evolución consciencial. No obstante, la cuarta y última parte, aún manteniendo la coherencia con todo lo anterior, se orienta hacia la espiritualidad oriental, principalmente las tradiciones zen y taoísta, por medio de un conjunto de 121 breves meditaciones que cierran la obra.
d) El formato que sirve de hilo conductor a las siete partes en las que se dividen estas páginas ha surgido interactivamente y se ha estructurado de la mano de la impartición de talleres de espiritualidad y encuentros conscienciales compartidos con cerca de veinte mil personas entre los años 2008 y 2012. De ahí que lo que aquí se introduce no sea un ensayo, ni tenga el estilo que a éste corresponde, sino una herramienta al servicio de la evolución trascendente que cada cual ha de usar y articular en la medida que resuene en su propio interior. Por tanto, que nadie busque entre estas líneas su Camino, aunque sí podrá encontrar instrumentos conscienciales y Acompañamiento desde el Amor para recorrerlo.

2. Sobre el fondo:
e) El texto se compone de sietes grandes partes, divididas en un total de 19 capítulos, conforme a la estructura general que se resume a continuación:


PARTE I: FÍSICA DE LA BÚSQUEDA

Capítulo 1. La Búsqueda como Viaje

Capítulo 2. Práctica del Ahora


PARTE II: CONSCIENCIA

Capítulo 3. Dinámica Consciencial, Co-Creación y Matriz Holográfica

Capítulo 4. Expansión Consciencial, Cambio Interior y Desconexión de la Matriz

Capítulo 5. Consciencia de Unicidad


PARTE III: SER HUMANO: CORPOREIDAD Y TRÁNSITO

Capítulo 6. Apuntes conscienciales sobre la corporeidad humana

Capítulo 7. El Tránsito: Vida más allá de la vida
PARTE IV: FÍSICA DE LA DEIDAD

Capítulo 8. Ser Uno: No-Ser y Ser

Capítulo 9. Convivencia Vibracional y Espíritu Encarnado

Capítulo 10. Encarnación e Iluminación

Capítulo 11. Cristo y Plan Crístico
PARTE V: YO SOY

Capítulo 12. Yo Soy: Aproximaciones

Capítulo 13. Canción del Yo Soy
PARTE VI: PRIMAVERA CONSCIENCIAL Y SU SINCROONÍA CON EL DESPERTAR CONSCIENCIAL

Capítulo 14. Despertar Consciencial y Primavera Consciencial

Capítulo 15. Explosión demográfica, Educación y Niños Índigos

Capítulo 16. La Felicidad como Estado Natural

Capítulo 17. Metamorfosis
PARTE VII: RESURRECCIÓN

Capítulo 18. Nacer de Nuevo

Capítulo 19. Meditaciones


b) Lo que se expresa a lo largo de estos 19 capítulos presenta grandes similitudes y analogías con los que otras muchas personas están compartiendo y divulgando en el momento presente. No puede ser de otra manera, pues la fuente de la que todos bebemos es la misma: la del Ser Interior y la Sabiduría Innata que atesora.


c) Con todo, lo importante no es lo que los otros digan, sino lo que uno mismo sienta y perciba en conexión con su Ser Interior –divino, infinito y eterno- y esa Sabiduría Innata. Ahora más que nunca es la hora del “endiosamiento” o “empoderamiento” de cada uno: extraer todo el poder divino que llena nuestra esencia. No creas o siguas los que otros expresen o indiquen; no estés pendiente de maestros, gurús y asimilados; no te enredes en el “supermercado espiritual” (de una charla a otra, de un taller al siguiente, y más libros, y más vídeos…), que convierte la espiritualidad en otra expresión del ego y el intelecto. Se hace camino al andar, que tuyas son las botas. Sólo así desvelarás y experienciarás el “secreto” de la Vida. ¿Cuál es? Te lo está gritando el Corazón: ¡vivir para Vivir! ¿Qué significa esto? Es sencillo y, de hecho, ya lo sabes, aunque tendrás que recordarlo. Y el “recuerdo” anida en tu interior, esperando con paciencia (Paz y Ciencia) que lo reactives.
d) Y, en este mismo sentido, es hora de adquirir plena consciencia de nuestra capacidad creadora personal y colectiva: en el momento presente, de instante en instante, estamos creando –cada uno- y co-creando –entre todos- una Nueva Vida, una Nueva Humanidad y un Nuevo Mundo.

El viejo mundo se derrumba porque emerge un Nuevo Mundo
El viejo mundo se derrumba aquí y ahora. Las evidencias se multiplican de una punta a otra del planeta y en la vida cotidiana de las personas.
Por todos lados se habla de crisis y son muchos los que señalan que vivimos una “crisis sistémica”. Con esta etiqueta intentan describir algo que, realmente, va mucho más allá y es consecuencia de los movimientos sísmicos que sacuden lo que aún son los cimientos de la sociedad contemporánea a escala global: finanzas y economía, política e instituciones, entramado científico-militar y religiones. Un marco crítico en el que el miedo, la inseguridad, la miseria, la violencia y el desconcierto se extienden sin cesar por la geografía humana y se tambalean los paradigmas sociales, las escalas de valores y los referentes culturales, mientras la depredación del medio ambiente es cada vez más potente y se ve acompañada de un fuerte y creciente cambio climático.
Y junto a estos “terremotos” en el mundo exterior, acontecen otros que no se quedan a la zaga: los que experiencian en su vida diaria y en su interior los seres humanos, todos sin excepción, con independencia de su estatus social, su situación económica y su lugar de residencia. Cuando tantas vueltas se dan al célebre solsticio de invierno de 2012 y a sus impactos en 2013 y años venideros, son muchos los que se hacen idéntica pregunta: ¿De verdad está pasando o va a ocurrir algo? La respuesta no está en el exterior, sino en el interior. Recordando el título, Blowin'in the wind, de la famosa canción de Bob Dylan, la respuesta está flotando en el viento de tu Ser y el mío, en tu vida y en la mía. Ahí, en el interior de cada cual, es donde acontecen los famosos “cataclismos” en los que, erróneamente interpretados como fenómenos físicos del mundo exterior, algunos andan tan empeñados.
Nuestra mente otea siempre el “exterior”, pero el cambio es “interior”, por más que tenga manifestaciones en el exterior. Y, desde el punto de vista colectivo, asistimos al derrumbe del viejo mundo. Con él, de una vieja Humanidad y de una vieja vida, la de cada uno. Al unísono, un Nuevo Mundo emerge. Con él una Nueva Humanidad y una Nueva Vida: la de cada uno. Y el viejo mundo se derrumba aquí y ahora no por casualidad, sino, precisamente, porque emerge un Nuevo Mundo. Y en la medida que el Nuevo Mundo vaya plasmándose y configurándose, el viejo mundo irá acelerando su disolución (no al revés). La Madre Tierra va por delante y está a punto de culminar su transformación dimensional y vibracional.
Por tanto, la caída del viejo mundo es nuestra obra como co-creadores que somos. Es nuestra voluntad de Amor, Armonía y Paz la que se está empezando a hacer realidad. Así de sencillo, así de real. ¿Nos vamos a asustar ahora porque se está haciendo realidad el mundo que, tantas veces y con tanta intensidad, hemos soñado? ¿Vamos a ser como Edith, la mujer de Lot, que miró hacia atrás, convirtiéndose en una estatua de sal, cuando ya había emprendido el camino hacia la Nueva Vida tan anhelada?
¡Aquí está ya esa Nueva Vida! Cae un viejo mundo que tuvo su función mientras sirvió para nuestro avance consciencial, expresado en términos de este plano dimensional, donde los hechos y procesos son contemplados bajo la perspectiva del espacio-tiempo lineal. Despidamos a ese viejo mundo sin rencor y con agradecimiento, comprendiendo que las experiencias vividas en él nos han ayudado a modificar paulatinamente nuestro estado de consciencia y han situado las bases del nacimiento del Nuevo Mundo, como el invierno es la antesala de la primavera y la prepara y cultiva con mimo y cariño. Cumplida su misión, digamos adiós al invierno, al viejo mundo, dándole las gracias desde nuestro interior.
Su derrumbe se irá expandiendo e intensificando a lo largo de los próximos años y lustros en la medida que el Nuevo Mundo vaya emanando y consolidándose desde nuestros Corazones. En paralelo, muchos seres humanos acometen e irán acometiendo su Metamorfosis: una profunda Evolución Interior que los transformará en odres nuevos para el vino nuevo.
La manifestación exterior del derrumbamiento del viejo mundo será la acumulación del viejo poder cada vez en menos manos. Así hasta que todo ese poder omnímodo y global, tras numerosos conflictos y confrontaciones, quede en posesión de uno sólo, el Abominable o Anticristo al que se refieren los textos cristianos. Pero desde la perspectiva interior, ello coincidirá con el completo anclaje del Nuevo Mundo y la disolución definitiva del viejo: el Cielo en la Tierra, la Segunda Venida a la que igualmente hacen mención esos textos.
La Metamorfosis ya ha comenzado y estamos recordando entre todos lo que realmente Somos y Es: es el Despertar Consciencial. Y ello se inscribe, a la vez, en un cambio de ciclo cosmogónico que supone el paso del invierno a la Primavera Consciencial. El Despertar Consciencial será uno de los ejes fundamentales de la segunda parte de estas páginas, dedicada, como ya se ha reseñado, a la Consciencia, mientras que la Primavera Consciencial y su sincronía con el reiterado Despertar, serán abordadas en la sexta.

Amor
Como impulsor, telón de fondo e hilo conductor de lo anterior y de los contenidos que se despliegan en las páginas que siguen, está el Amor: esa grandiosa, sublime e inefable fuerza y presencia que la Humanidad ha experimentado hasta ahora de modo parcial y sesgado, a menudo como mera emoción muy cargada de connotaciones egóicas.
Como se desarrolla en el texto, el Amor es mucho más que una energía o un sentimiento, por potentes que éstos sean, y no puede ser descrito con palabras, aunque es posible sentirlo, percibirlo y expandirlo desde el Corazón, constatando que es, a la par, fluido y fluir en un prodigioso y colosal contexto de Unicidad e Instantaneidad. Ni es un estado (“estar”) ni se relaciona con “ser”, pues el Amor es manifestación del No-Ser, del No-Nombre.
La séptima y última parte de estas páginas procuran acercarse al Amor, su esencia y su transfondo, y todo lo que conlleva, a través de una serie de meditaciones sucintas que giran entorno a las dos grandes manifestaciones que el Amor tiene en la Creación, el Cosmos y la totalidad de las modalidades y formas de vida que lo llenan y pueblan: la Vida y la Consciencia.
Y ya que el texto se clausurará con meditaciones, cerremos también esta introducción con una meditación que tiene como sostén el celebérrimo Himno al Amor inserto en la Primera Carta a los Corintios (13, 1-13) de Pablo de Tarso.



AMOR: RETORNO AL HOGAR

Toda la Creación está regida por el “Ordo Amoris” (el Orden del Amor). Expresado metafóricamente, somos ríos cuyas aguas emanaron del Mar (tomando, al principio, forma etérea para condensarse después y caer sobre la tierra) y están destinados a ser Mar. El Amor es la fuerza que impulsa nuestra corriente en el Retorno al Hogar, hacia el Mar que fuimos y nunca hemos dejado de Ser. Y el Amor es lo que hará posible la absoluta fusión del río en el Mar: Amada en Amado transformada.
I

Aunque yo hablara todas las lenguas de los hombres y de los ángeles,


si no tengo amor,
soy como una campana que resuena
o un platillo que retiñe.

Aunque tuviera el don de la profecía


y conociera todos los misterios y toda la ciencia,
aunque tuviera toda la fe, una fe capaz de mover montañas,
si no tengo amor,
no soy nada.

Aunque repartiera todos mis bienes para alimentar a los pobres


y entregara mi cuerpo a las llamas,
si no tengo amor,
no me sirve para nada.
El amor…

II
El amor no es envidioso,


el amor no hace alarde,
el amor no se envanece,
el amor no procede con bajeza,
el amor no busca su propio interés,
el amor no se irrita,
el amor no se alegra de la injusticia.
El amor no tiene en cuenta el mal,
ni se enfrenta a él.

Porque...

III
El amor abraza la oscuridad
hasta transformarla con su luz en resplandor resplandeciente.
Porque el amor es paciente,
porque el amor es servicial,
porque el amor se regocija con la verdad,
porque el amor todo lo disculpa,
porque el amor todo lo cree,
porque el amor todo lo crea,
porque el amor todo lo espera,
porque el amor todo lo soporta,
porque el amor confía en la Providencia,

porque el amor todo lo puede.


IV


El amor siempre será, el amor siempre Es.

El amor nunca dejará de ser

porque es precisamente el amor

lo único que fusiona el río en el mar,

la Amada en el Amado,

el Hijo en el Padre,

el Ser en el No-Ser.
V

Amor:


Retorno al Hogar



  1   2   3   4   5   6   7   8   9   ...   22


La base de datos está protegida por derechos de autor ©absta.info 2016
enviar mensaje

    Página principal