5 Antigüedad y vigencia de la pregunta por el ser humano



Descargar 3,85 Kb.
Fecha de conversión17.09.2017
Tamaño3,85 Kb.

5.1. Antigüedad y vigencia de la pregunta por el ser humano

  • Ese problema consiste en determinar la naturaleza, definición y sentido del ser humano en el cosmos.
  • El problema del hombre es antiguo y constante a lo largo de la historia de la filosofía. En la filosofía contemporánea se ha convertido en un asunto central y urgente, desde el plano teórico y desde el práctico.
  • Habitualmente se sitúa el origen de esa preocupación en el período antropológico de la filosofía antigua (s. V a.C.) en la disputa entre Sócrates y los sofistas. No obstante existen precedentes relevantes:
      • en el período anterior, en el cosmológico (s. VI a.C.) existen ya observaciones teóricas ya recomendaciones prácticas respecto al ser y deber-ser del hombre.
      • en el pensamiento oriental (en la religión órfica) se observa ya una noción trascendente y dualista del ser humano; y, también, una preocupación por el análisis de los sentimientos humanos.
      • en los relatos míticos; o
      • en las representaciones del arte rupestre.
  • A lo largo de la historia de la filosofía se ha ido construyendo el discurso acerca del ser humano en base a cinco tradiciones culturales: oriental, griega, judeo-cristiana, humanista y positivista.
  • Como consecuencia de éstas, se enfoca al ser humano, respectivamente, como:
  • Ese interés teórico por el ser humano es un aspecto del interés práctico del autoconocimiento.

Sugerencias metodológicas

  • Metodología activa: es decir, basada en que el alumnado adquiera los conocimientos más que en la "transmisión" en la que el alumno tenga un rol pasivo. Se debe evitar una presentación dogmática de los contenidos.
  • Metodología socrática: es decir, es necesario que nuestro alumnado se planteen las cuestiones para que puedan comprender la racionalidad de las soluciones filosóficas y enjuiciarlas críticamente a fin de asimilar que la filosofía no es abstracta sino eminentemente práctica o vital
  • Aprendizaje significativo: esto implica partir de que el alumno/a aprende desde lo que ya sabe. El nuevo saber se integra en el conocimiento global que el alumno/a ya poseía, reorganizándolo. El alumno/a ha de tener una parte activa en la adquisición de ese saber. Se deberá prestar atención a los problemas propios de nuestra época y de nuestro ámbito geográfico y cultural
  • Aprendizaje cooperativo: potenciar el trabajo en grupo y el debate. Se debe tener en cuenta la diversidad cultural y los diferentes modos de pensar, utilizando el diálogo y la tolerancia crítica
  • Aprendizaje individual: potenciar el esfuerzo y la reflexión personal, sin desdeño del trabajo colectivo. Composiciones de texto, entrevistas….
  • Aprendizaje coordinado: . Mostrar al alumnado la interrelación existente entre los conocimientos adquiridos desde las diversas materias


La base de datos está protegida por derechos de autor ©absta.info 2016
enviar mensaje

    Página principal