1. ÍNdice introduccióN



Descargar 397 Kb.
Página1/7
Fecha de conversión17.09.2017
Tamaño397 Kb.
  1   2   3   4   5   6   7
1. ÍNDICE

1. ÍNDICE………………………………………………………………………..1

2. INTRODUCCIÓN…………………………………………………………..3

3. FRASEOLOGÍA………………………………………………………….....5

3.1. UNIDAD FRASEOLÓGICA……………………………………………....6

3.2. CARACTERÍSTICA DE UNIDAD FRASEOLÓGICA…………………..8

3.2.1. Institucionalización…………………………………………………8

3.2.2. Frecuencia…………………………………………………………..9

3.2.3. Fijación……………………………………………………………..9

3.2.4. Variación…………………………………………………………...10

3.2.5. Idiomaticidad……………………………………………………….11

3.3. CLASIFICACIONES DE LOS ESTUDIOSOS…………………………....11

3.3.1. Julio Casares………………………………………………………..12

3.3.2. Eugenio Coseriu…………………………………………………….13

3.3.3. A. M. Tristá Pérez…………………………………………………..14

3.3.4. Gloria Corpas Pastor………………………………………………..16

3.3.5. Leonor Ruiz Gurillo………………………………………………...18

4. ARGOT………………………………………………………………………...21

4.1. LEXICOGRAFÍA ARGÓTICA ESPAÑOLA……………………………...21

4.2. HISTORIA DE ARGOT................................................................................22

4.3. DELIMITACIÓN DE LOS TÉRMINOS.......................................................23

4.4. ARGOT EN LOS DICCIONARIOS..............................................................27

5. CREACIÓN DE ARGOT..............................................................................32

5.1. PRÉSTAMOS.................................................................................................33

5.1.2. Inglés..................................................................................................34

5.1.3. Caló....................................................................................................35

5.1.4. Francés e italiano...............................................................................36

5.2. MODIFICACIÓN DEL SIGNIFICANTE......................................................37

5.2.1. Sufijación...........................................................................................37

5.2.2. Prefijación..........................................................................................39

5.2.3. Acortamiento.....................................................................................39

5.3. CAMBIO DEL SIGNIFICADO.....................................................................40

5.3.1. Metáfora..........................................................................................40

5.3.2. Metonimia........................................................................................41

5.3.3. Sinécdoque......................................................................................42

5.4. FRASEOLOGÍA...........................................................................................42

6. CAMPOS SEMÁNTICOS............................................................................43

6.1. PROSTITUCIÓN...........................................................................................44

6.2. SEXO.............................................................................................................46

6.3. HOMOSEXUALIDAD.................................................................................53

6.4. DELINCUENCIA.........................................................................................55

6.5. PRISIÓN.......................................................................................................60

6.6. DROGADICCIÓN........................................................................................62

6.7. EMBRIAGUEZ.............................................................................................65

6.8. ESCATOLOGÍA...........................................................................................67

7. CLASIFICACIÓN FORMAL......................................................................69

7.1. LOCUCIONES NOMINALES.....................................................................70

7.2. LOCUCIONES ADJETIVAS.......................................................................73

7.3. LOCUCIONES VERBALES........................................................................74

7.4. LOCUCIONES ADVERBIALES.................................................................86

7.5. COMPARACIONES.....................................................................................87

7.6. ENUNCIADOS FRASEOLÓGICOS...........................................................88

8. CONCLUSIÓN................................................................................................90

9. BIBLIOGRAFÍA.............................................................................................93



2. INTRODUCCIÓN
«La lengua es un continuo, un espacio sin límites ni fronteras, donde los lingüistas y estudiosos intentan la quimera de apresar con diversas etiquetas realidades heterogéneas y en permanente cambio», dice J. Sanmartín.

Nosotros también nos ocuparemos por una parcela del habla, en concreto, por la fraseología en el argot español.

Uno de los objetivos es averiguar el léxico argótico que pertenece a una cultura y comunicación esencialmente oral. En la lingüística española los términos como argot y jerga originaban numerosas confusiones entre los estudiosos que siguen siendo hasta hoy día. Nosotros por eso sostenemos la postura de la lingüística checa, eso quiere decir, que el argot se usa en la sociedad de los delincuentes, prostitutas, prisioneros o drogadictos. Bajo ese término se esconde no sólo un tipo de léxico especial, sino también un modo de vivir y de ser.

En la primera parte vamos a dedicar la atención a la fraseología que no está libre de controversia. Algunos autores la definen como subdisciplina de lexicología, otros como disciplina independiente.

Definimos la unidad fraseológica que es el objeto principal de estudio en la fraseología. Después repasamos cronológicamente las investigaciones fraseológicas en español y pasamos a las clasificaciones de cinco investigadores más conocidos en el campo de fraseología.

La delimitación y el establecimiento de fronteras en el habla resulta compleja, por eso pretendemos definir el argot y delimitar otros términos como jerga o argot común. Señalamos los rasgos principales de argot y un subcapítulo lo dedicamos también a la historia de argot.

En el siguiente capítulo nos ocupamos por la creación de argot. Reconocemos que se distinguen cuatro procesos de creación lingüística del argot español: los préstamos, la modificación del significante, el cambio del significado y la fraseología.

La segunda parte de nuestro trabajo consiste en la clasificación del corpus obtenido de los diccionarios de argot español y de los diccionarios fraseológicos.

Hemos analizado el corpus desde dos puntos.

Primero, formamos los campos semánticos de la fraseología argótica. Surgen ocho campos semánticos – prostitución, sexo, homosexualidad, delincuencia, prisión, drogadicción, embriaguez y escatología. Los campos los dividimos en otros subcampos según los factores como son por ejemplo: actividades, espacios o sujetos.

En segundo lugar, nos ocupamos por la clasificación formal de las unidades fraseológicas. Formamos los grupos según la morfología de los componentes que crean la unidad fraseológica.

3. FRASEOLOGÍA
El término fraseología no está libre de controversia. Es una disciplina lingüística que no es fácil de delimitar. Los lingüistas no se ponen de acuerdo. Según algunos se trata de la subdisciplina de la lexicología (Casares, Zuluaga), otros la definen como una disciplina situada en el mismo plano que la lexicología, la sintaxis o la morfología (los lingüistas soviéticos).

A. M. Tristá Pérez apunta que el iniciador de los estudios de fraseología es Ch. Bally (1905, 1909). A partir de este autor, varios autores empiezan a referirse en sus obras a unidades fraseológicas.1

Otros autores afirman que la fraseología se originó en la antigua Unión Soviética. Los trabajos de Vinogradov (1946, 1947) sirvieron de base y dieron impulso al desarrollo de esta disciplina. En los países de habla hispana los trabajos sobre la fraseología son pocos y recientes.

En Unión Soviética surgió también una nueva rama de la lexicografía que investiga los problemas prácticos y teóricos de la confección de diccionarios fraseológicos: la fraseografía. Se desarrolla en un momento en el que ya se datan los principios fundamentales de la teoría fraseológica.

Se distinguen tres grandes bloques en la fraseología: 1. el estructuralismo europeo occidental, 2. la lingüística de la extinta Unión Soviética y 3. la lingüística norteamericana. Es posible agrupar los dos primeros bloques en uno solo porque entre ambos hay estrechas relaciones.2

El primer estudioso de la fraseología en España fue J. Casares quien aportó mucho en su Introducción a la lexicografía moderna (1950) al desarrollo de esta disciplina. Desde entonces lo siguen otros autores como p. ej. A. Zuluaga, E. Coseriu, G. Corpas Pastor, L. Ruiz Gurillo o M. Seco.

Manuel Seco en la introducción al Diccionario fraseológico documentado del español actual apunta:

«El término fraseología recubre no sólo las locuciones en sentido propio, sino todas las combinaciones de palabras que, en su práctica del idioma, no son tomadas libremente por el hablante, sino que se le dan ya prefabricadas, como “paquetes“ que tienen en la lengua un valor propio establecido por el uso tradicional.»3

El objeto principal de estudio en la fraseología es: la unidad fraseológica. Se trata de las combinaciones de palabras con alto grado de fijación, formadas por dos o más palabras, se caracterizan por su estructura compleja, la estabilidad y la presencia en su estructura de anomalías léxicas o gramaticales.

«En cuanto al plano del contenido, las características que más se argumentan en las obras fraseológicas son su integridad semántica, es decir, la desactualización semántica, parcial o total, de sus componentes y la adquisición de un nuevo significado; el sentido figurado; la equivalencia semántica a una palabra y la intraducibilidad.»4

En la lingüística española tropezamos con un sistema terminológico heterogéneo. Se emplean los términos diferentes como unidad fraseológica o fraseologismo, modismos, locuciones, expresiones fijas, dichos, frases hechas, expresiones idiomáticas, expresiones, frases, refranes, proverbios, modos de decir o aforismos.

En nuestro trabajo vamos a utilizar el término unidad fraseológica por estas razones: goza de una gran aceptación en la filología española y es conocido en la fraseología internacional.



3.1. UNIDAD FRASEOLÓGICA
La definición de la unidad fraseológica no es homogénea. A. M. Tristá Pérez define las características principales:

  • estructura compleja, formada por dos o más palabras, para algunos equivalentes a un sintagma, para otros, a un sintagma o a una oración

  • la fijación o estabilidad, o sea el hecho de que son reproducidas como estructuras hechas en el acto de habla y no creadas

  • la presencia en su estructura de anomalías léxicas o gramaticales

La autora avisa que las dos primeras características no ofrecen dudas y son reflejadas en todas las definiciones de la unidad fraseológica pero la última restringe las unidades fraseológicas a los grupos conocidos en el español como modismos o idiotismos.

En cuanto al plano del contenido las características son:



  • la integridad semántica

  • el sentido figurado

  • la equivalencia semántica a una palabra

  • la intraducibilidad (la traducción total de la unidad fraseológica no se obtiene a partir de las traducciones de los componentes aislados)5

En la actualidad se observan en la fraseología dos tendencias: «la que considera unidad fraseológica las combinaciones fijas de palabras equivalentes por su estructura a un sintagma, que es conocida como concepción estrecha de la fraseología, y la concepción amplia que plantea que la fraseología la integran las combinaciones fijas de palabras con estructura sintagmática u oracional»6.

G. Corpas Pastor presenta en su Manual de fraseología española las características lingüísticas sobresalientes de las unidades fraseológicas de diferentes autores:


  • se trata de una expresión formada por varias palabras

  • ésta se caracteriza por estar institucionalizada

  • por presentar cierta particularidad sintáctica o semántica

  • por ser estable en diverso grado

  • por la posibilidad de variación de sus elementos integrantes, ya sea como variantes lexicalizadas en la lengua o como modificaciones ocasionales en el contexto

Según la autora las unidades fraseológicas «son unidades léxicas formadas por más de dos palabras gráficas en su límite inferior, cuyo límite superior se sitúa en el nivel de la oración compuesta».7 Las unidades se caracterizan por:




  • alta frecuencia de uso

  • institucionalización

  • idiomaticidad

  • estabilidad

  • variación

  • gradación

L. Ruiz Gurillo apunta que han sido varios intentos de descripción formal de las unidades fraseológicas. Considera los rasgos más importantes la idiomaticidad y la fijación.8 J. Martínez Marín igualmente deslinda dos rasgos fundamentales: la fijación (la estructura formal de estos elementos está fijada) y la idiomaticidad (el significado no depende de cada uno de los vocablos que constituyen la expresión fraseológica, sino que es unitario o propio del conjunto).9




3.2. CARACTERÍSTICAS DE UNIDAD FRASEOLÓGICA

3.2.1. INSTITUCIONALIZACIÓN
Es el paso de las expresiones neológicas a la lengua. Este proceso sucede gracias a la repetición, el uso y la frecuencia de aparición. La repetición de una unidad fraseológica puede desembocar en su convencionalización.

Zuluaga denomina la repetición como reprodución o repetición sin alteración de la forma.

«Esta institucionalización caracteriza las producciones lingüísticas de los hablantes, los cuales, por lo general, no van creando sus propias combinaciones originales de palabras al hablar, sino que utilizan combinaciones ya creadas y reproducidas repetidamente en el discurso, que han sido sancionadas por el uso.»10

3.2.2. FRECUENCIA
Corpas Pastor apunta que la frecuencia parece uno de los aspectos más sobresalientes y la divide en dos vertientes:


  • frecuencia de coaparición – en estadística lingüística se usa frecuencia de aparición para constatar el número de apariciones. Por analogía surgió el término frecuencia de coaparición que se utiliza en la estadística de las unidades fraseológicas.

  • frecuencia de uso – es frecuencia de aparición de las expresiones fijas en general que es alta. Desde el momento en el que se emplea una combinación de palabras, está disponible para ser usada en el discurso por otros hablantes.

«Cuanto más frecuente sea usada esta combinación, más oportunidades tendrá para consolidarse como expresión fija».11

3.2.3. FIJACIÓN
Zuluaga señala que ciertas expresiones tienen propiedad de ser reproducidas en el hablar como combinaciones previamente hechas. Se trata de una fijación arbitraria pero no es homogénea para todos los hablantes. Manuel Seco la explica «como combinaciones que, en su práctica del idioma, no son formadas libremente por el hablante, sino que se le den ya prefabricadas, como «paquetes» que tienen en la lengua un valor propio establecido por el uso tradicional».12

Thun divide la fijación en fijación interna y fijación externa.



  • fijación interna – la fijación de contenido y la fijación material (realización fonética fija, imposibilidad de reordenar los componentes).

  • fijación externa – se distinguen varios subtipos. El primer tipo es la «pasemática». Esta fijación está originada en el uso de unidades según el papel del hablante en la comunicación. El segundo tipo es la fijación «situacional» – se trata de combinación de ciertas unidades en determinadas situaciones sociales. Y también plantea la fijación «posicional» que se entiende como la preferencia de uso de unidades en determinadas posiciones de textos.13



3.2.4. VARIACIÓN
La fijación de las unidades fraseológicas es relativa. Muchas de ellas poseen más variantes léxicas. Distinguimos dos tipo de variación:

  • variantes – para poder denominar dos unidades fraseológicas como variantes, «éstas deben darse dentro de una misma lengua funcional, no presentar diferencias de significado, ser libres e independientes de los contextos en que aparecen, ser parcialmente idénticas en su estructura y en sus componentes, y ser fijas».14 Se trata de los sinónimos y las variantes estructurales.

  • modificaciones – se trata de los componentes de las unidades fraseológicas que adquieren un nuevo significado como consecuencia del significado global de la unidad.



3.2.5. IDIOMATICIDAD
La idiomaticidad se considera como uno de los rasgos principales de una unidad fraseológica. Corpas Pastor afirma que el término idiomaticidad se viene reservando para denominar aquella lexicalización semántica o especialización en su grado más alto. «Las unidades fraseológicas pueden tener dos tipos de significado denotativo: significado denotativo literal y significado denotativo figurativo o traslaticio, es decir, idiomático.»15

Hay que señalar que no todas unidades fraseológicas son idiomáticas, por eso se trata de una característica potencial.



3.3. CLASIFICACIONES DE LOS ESTUDIOSOS
No existe ninguna definición unívoca de lo que comprende la fraseología, tampoco se puede decir que exista una clasificación de las unidades fraseológicas.

Las clasificaciones de unidades fraseológicas son limitadas. En su mayoría las clasificaciones han surgido en la práctica cuando el autor incluyó la información fraseológica en la confección de diccionarios. Existen diversas clasificaciones que siguen diferentes criterios como el funcional, el semántico o el estilístico.

Ahora vamos a repasar cronológicamente las investigaciones fraseológicas en español según Corpas Pastor.16 La primera clasificación de unidades fraseológicas, como ya hemos dicho más arriba, la ofrece Casares en los años cincuenta. En los años sesenta continúa Coseriu que establece la distinción entre el discurso repetido y la técnica libre del discurso. A finales de los setenta destaca el trabajo de Thun que se dedica a la fraseología en las lenguas romances. Después Zuluaga edita su tesis doctoral en la que complementa la clasificación de Casares.

Los autores muchas veces utilizan como base las investigaciones soviéticas y alemanas.

El seguidor de la misma influencia germano-soviética es Haensch y también la podemos encontrar en los trabajos fraseológicos realizados en Cuba. Son las autoras como Carneado Moré o Tristá Pérez (en los años ochenta).

En los años noventa aparece Corpas Pastor con una nueva clasificación de las unidadades fraseológicas. Dice que las clasificaciones ya existentes son incompletas y hay que crear una clasificación global de las unidades fraseológicas y del sistema fraseológico.

En esta época destaca también Ruiz Gurillo que distingue entre dos criterios: una concepción amplia de la fraseología y una concepción estrecha.17

Nosotros vamos a referirnos a los autores más destacados y citados que para nosotros tienen gran importancia en nuestra investigación, se trata de Julio Casares, Gloria Corpas Pastor, Eugenio Coseriu, A. M. Tristá Pérez y Leonor Ruiz Gurillo.



3.3.1. JULIO CASARES
Casares es el fundador de la investigación fraseológica en España en los años cincuenta. Algunos de los estudiosos lo siguen en la clasificación de las unidades fraseológicas, p. ej. Zuluaga o A. M. Tristá Pérez.

Cásares distingue entre: locuciones



fórmulas pluriverbales (refranes y frases proverbiales)

El propio autor avisa que no resulta fácil señalar de qué tipo se trata.

Una locución es una «combinación estable de dos o más términos, que funciona como elemento oracional y cuyo sentido unitario consabido no se justifica, sin más, como una suma del significado normal de los componentes»18.

Las locuciones las divide en dos grupos. Las primeras son locuciones conexivas que son formadas por palabras gramaticales como p. ej. con tal que (conjuntiva). Las segundas son locuciones conceptuales o significantes, esto quiere decir, que sus constituyentes presentan unidad conceptual.

Las locuciones conceptuales las divide en varios tipos, depende de sus categorías gramaticales. Así surgen locuciones verbales, nominativas, exclamativas, adverbiales etc.

Los refranes según el autor reflejan una verdad universal, las frases proverbiales no la expresan. Los rasgos principales del refrán son: paralelismo, aliteración, artificiosidad o traducida en rima.

La frase proverbial no funciona como elemento oracional a diferencia de las locuciones. Es una cláusula principal. Su origen lo podemos encontrar en textos hablados y escritos.19

3.3.2. EUGENIO COSERIU
Coseriu repartió las unidades pertenecientes a la técnica del discurso y al discurso repetido. Explica que la técnica del discurso incluye las unidades gramaticales y léxicas (morfemas, lexemas) y las reglas para su combinación y modificación en la oración.

El discurso repetido incluye los términos como modismo, frase, locución o expresión y sus elementos no se pueden reemplazar según las reglas en la lengua española. Las unidades del discurso las divide en tres tipos:



  • unidades equivalentes a oraciones, son intercambiables en el plano textual y oracional, en este grupo entran: dichos, frases metafóricas o proverbios

  • unidades equivalentes de sintagmas, son combinables en la oración y conmutan con sintagmas (el autor da los ejemplos solamente en francés)20

  • unidades equivalentes de palabras, se combinan dentro de la oración y son conmutables con palabras simples (p. ej. Hacer hincapié – insistir en algo)21

Coseriu lo resume con este esquema:





Esquema 1


3.3.3. A. M. TRISTÁ PÉREZ
Tristá Pérez pertenece al Instituto de Literatura y Lingüística de La Habana. Junto con Zoila Victoria Carneado Moré constituye un equipo bastante importante en cuanto a la investigación fraseológica. Las dos realizan una importante labor en este terreno. Aplican los principios de la fraseología rusa a la caracterización y descripción de la fraseología española. Tristá Pérez se inspira en la clasificación de Casares (locuciones, refranes y frases proverbiales), pero se interesa más por las locuciones. Establece dos tipos a partir de la estructura interna:

  • Fraseologismos en cuya estructura interna se encuentra el elemento identificador o indicador mínimo que indica su condición de unidad fraseológica. Este elemento identificador tiene el carácter semántico o léxico. Se trata de unidades muy heterogéneas, p. ej. de las unidades que contienen entre sus componentes palabras desusadas fuera de la unión fraseológica, como en hacer el paripé (simular, fingir) o elementos onomatopéyicos: estar en un tris (estar a punto de).



  • Fraseologismos en cuya estructura interna no se encuentra el elemento identificador. La unidad fraseológica tiene una secuencia literal homónima, se diferencia de la primera unidad por la metaforicidad y estabilidad. 22

Tristá Pérez apunta que en la fraseología se observan dos tendencias:



  • concepción estrecha – plantea que unidades fraseológicas son las combinaciones fijas de palabras equivalentes por su estructura a un sintagma

  • concepción amplia – plantea que la fraseología la integran las combinaciones fijas de palabras con estructura sintagmática u oracional, esta concepción tiene más partidarios y contiene desde las combinaciones fijas más simples, por ejemplo, mosquita muerta, hasta las más complejas del tipo muchas manos en un plato, siempre tocan a rebato que abarca los proverbios, refranes, frases hechas, etc.23




Esquema 2




Compartir con tus amigos:
  1   2   3   4   5   6   7


La base de datos está protegida por derechos de autor ©absta.info 2019
enviar mensaje

    Página principal