* Va (Sánscrito). Sobrenombre de Varuna; el nombre de su morada; mantra en honor de Varuna; fuerza, poder.



Descargar 270,33 Kb.
Página1/4
Fecha de conversión08.09.2017
Tamaño270,33 Kb.
  1   2   3   4
V
V.- Vigésima letra del alfabeto latino. Numéricamente representa 5; por esto la V romana con un trazo encima equivale a 5.000. Los cabalistas occidentales han relacionado dicha letra con el divino nombre hebreo IHVH. El Vau (Vau o Vav, nombre de la V en el alfabeto hebreo) hebreo, sin embargo, teniendo numéricamente el valor de 6, sólo por ser idéntico a la W, puede alguna vez llegar a ser un símbolo apropiado para el macho-hembra y el espíritu-materia. El equivalente para el Vau hebreo es YO, y numéricamente 6. [La V es la cuadragésima tercera letra y la cuarta semivocal del alfabeto sánscrito. En esta lengua sustituye frecuentemente a la B, como en la voz Vrihaspati o Brihaspati, vâhya o bâhya, vîja o bîja, etc. Después de una vocal, suena como la V castellana; pero después de una consonante responde más bien a la W inglesa, y se pronuncia u, como en swa, twam, etc.] (G.T. H.P.B.)
* Va (Sánscrito).- Sobrenombre de Varuna; el nombre de su morada; mantra en honor de Varuna; fuerza, poder. (G.T. H.P.B.)
* Vâ (Sánscrito).- Movimiento, marcha; choque. (G.T. H.P.B.)
* Vaca.- La Vaca era en todos los países el símbolo de la fuerza generatriz pasiva de la Naturaleza, Isis, Vâch, Venus (madre del prolífico dios del amor, Cupido), pero al propio tiempo el del Logos, cuyo símbolo, entre los egipcios y los indos, vino a ser el Toro, como lo demuestran los toros indos y el Apis en los templos más antiguos. En filosofía esotérica, la Vaca es símbolo de la Naturaleza creadora, y el Toro (su hijo), el Espíritu que la vivifica, o el "Espíritu Santo", como lo demuestra el doctor Kenealy. De ahí el símbolo de los cuernos. Estos eran sagrados también entre los judíos, que colocaban en el altar cuernos de madera de Setin, cogiéndose a los cuales un criminal aseguraba su salvación. (Doctr. Secr., II, 436). -Véase: Toro. (G.T. H.P.B.)
Vaca, Culto de la.- Véase: Culto de la Vaca. (G.T. H.P.B.)
Vaca de la Abundancia.- Véase: Kâma-duh y Tierra. (G.T. H.P.B.)
* Vacío.- Véase: Vacuum. (G.T. H.P.B.)
Vacuum (Latín).- [Vacío]. Símbolo de la Deidad absoluta o Espacio infinito, esotéricamente. (G.T. H.P.B.)
Vâch (Sánscrito).- El llamar Vâch "lenguaje" sencillamente, es deficiente en claridad. Vâch es la personificación mística del lenguaje, y el Logos femenino, siendo uno con Brahmâ, quien la creó de una mitad de su cuerpo, que él dividió en dos partes; ella es también uno con Virâj (llamada la "Virâj femenina"), que fue creada en ella por Brahmâ. En un sentido Vâch es "lenguaje" mediante el cual el conocimiento fue enseñado al hombre; en otro sentido es el "lenguaje místico secreto" que desciende sobre los Richis primitivos y entra en ellos, como las lenguas de fuego que, segun se dice, "se posaron sobre" los apóstoles. Porque ella es llamada, "el creador femenino", la "madre de los Vedas", etc., etc. Esotéricamente, es la subjetiva Fuerza creadora que, emanando de la Deidad creadora (el Universo objetivo, su "privación" o ideación) pasa a ser el manifestado "mundo del lenguaje", esto es, la expresión concreta de la ideación, y por consiguiente, la "Palabra" o Logos. Vâch es el Adán "varón y hembra" del primer capítulo del Génesis, y así es denominado "Vâch-Virâj" por los sabios. (Véase: Atharva-Veda). Ella es asimismo "la celestial Sarasvatî producida de los cielos", "una voz derivada del Brahmâ sin habla". (Mahâbhârata); la diosa de la sabiduría y elocuencia. Por último, es llamada Sata-rûpa, la diosa de cien formas. [Voz, lenguaje, elocución, sonido, el Logos, palabra, la palabra mística, el oculto poder de los mantras. -Segun se expresa en el Rig-Veda y en varios Upanichads, Vâch; la luz del Logos es la forma Madhyamâ, y el Logos mismo es la forma Pazyantî, mientras que Parabrahman es el aspecto del Parâ (esto es, más allá del Nóumeno y de todos los Nóumenos) de aquel Vâch. (Doctr. Secr., I, 465-466). -Véase: Io e Isis.] (G.T. H.P.B.)
* Vachas (Sánscrito).- Palabra, habla, lenguaje, discurso, aviso. (G.T. H.P.B.)
* Vachana (Sánscrito).- Lenguaje, palabra, voz, discurso, expresión, declaración; consejo, aviso, regla, precepto, mandato. (G.T. H.P.B.)
* Vâda (Sánscrito).- Palabra, lenguaje, discurso, mención, afirmación, aserto, declaración, proposición, disputa, discusión, controversia; la principal forma de argumentación; sonido, música. (G.T. H.P.B.)
* Vadana (Sánscrito).- Boca, cara, rostro, frente, labios, fauces, garganta. (G.T. H.P.B.)
* Vâdava (Sánscrito).- El fuego submarino que "devora el agua del océano", haciéndole arrojar vapores que se condensarán en lluvia y nieve. (Dowson). (G.T. H.P.B.)
* Vâdin o Vâdi (Sánscrito).- Hablador, expositor, instructor, preceptor; disputador. (G.T. H.P.B.)
* Vâhan.- Véase: Vâhana. (G.T. H.P.B.)
Vâhana (Sánscrito).- Un vehiculo, el portador de algo inmaterial y sin forma. Todos los dioses y diosas son, por lo tanto, representados como utilizando vâhanas para manifestarse, y tales vehículos son siempre simbólicos. Así, por ejemplo, Vichnú durante los pralayas, tiene Ananta "lo infinito" (el Espacio), simbolizado por la serpiente Zecha, y durante los manvantaras tiene a Garuda, el gigantesco medio hombre y medio águila, símbolo del gran ciclo; Brahma aparece como Brahmâ, descendiendo hasta los planos de diferenciación sobre Kâla-hamsa, el "cisne en tiempo o eternidad finita". Ziva aparece como el toro Nandi; Osiris, como el sagrado toro Apis; Indra viaja montado en un elefante; Kârttikeya, en un pavo real; Kâmadeva, en Makâra, en otros tiempos un papagayo; Agni, el dios del Fuego universal (y también solar) que es, como son todos ellos, "un Fuego consumidor", se manifiesta como un carnero y un cordero, Ajâ, "el no nacido"; Varuna, como un pez, etc., etc.; mientras que el vehículo del Hombre es su cuerpo. [Vahâna: vehículo, carro, caballo, etc.; sinónimo de upâdhi.] (G.T. H.P.B.)
* Vahni (Sánscrito).- Epíteto de Agni (el Fuego), por llevar la ofrenda a los dioses; fuego, llama, calor; digestión; apetito. (G.T. H.P.B.)
Vaibhâchikas (Sánscrito).- Secuaces del Vibhâcha Zâstra, antigua escuela de materialismo; una filosofía que afirmaba que no puede formarse concepto mental alguno excepto por contacto directo entre la mente (por medio de los sentidos, tales como la vista, el tacto, el gusto, etc.), y los objetos exteriores. Existen aun hoy día vaibhâchikas en la India. (G.T. H.P.B.)
Vaichnava (Vaishnava) o Vichnuíta (Sánscrito).- Prosélito de alguna secta que reconoce y adora a Vichnú como a único Dios supremo. Los adoradores de Ziva son llamados Zaivas. (G.T. H.P.B.)
* Vaichnavî (Sánscrito).- Zakti o energía femenina de Vichnú; Dûrga. (G.T. H.P.B.)
* Vaideha (Sánscrito).- El hijo de la unión de un vaizya con una mujer brahmana. (Leyes de Manú, X, 11). (G.T. H.P.B.)
Vaidhâtra (Sánscrito).- Lo mismo que los Kumâras. ["Hijo de Vidhâtri", Hacedor o Brahmâ.] (G.T. H.P.B.)
* Vaidhrita o Vaidhriti (Sánscrito).- El vigésimo séptimo yoga. Hay veintisiete yogas en la eclíptica. "El yoga -dice Colebrooke- no es más que un modo de indicar la suma de las longitudes del sol y de la luna", y así es en efecto. (Râma Prasâd). (G.T. H.P.B.)
* Vaidíka (Sánscrito).- Védico o relativo a los Vedas. (G.T. H.P.B.)
Vaidyuta (Sánscrito).- El fuego eléctrico, lo mismo que Pâvaka, uno de los tres fuegos que, divididos, producen cuarenta y nueve fuegos místicos. (G.T. H.P.B.)
Vaihara (Sánscrito).- Nombre de un templo-caverna situado cerca de Râja-griha, donde el Señor Buddha solía retirarse para la meditación. (G.T. H.P.B.)
Vaijayanti (Sánscrito).- El collar mágico de Vichnú, imitado por ciertos iniciados entre los brahmanes del templo. Está hecho de cinco piedras preciosas, cada una de las cuales simboliza a uno de los cinco elementos de nuestra Ronda, a saber: la perla, el rubí, la esmeralda, el zafiro y el diamante, o sean: agua, fuego, tierra, aire y éter, llamados "el agregado de los cinco rudimentos elementales" -la palabra "poderes" sería quizás más correcta que "rudimentos". (G.T. H.P.B.)
Vaikharî Vâch (Sánscrito).- El lenguaje pronunciado o articulado; una de las cuatro formas del lenguaje. [Véase: Vâch.] (G.T. H.P.B.)
Vaikuntha (Sánscrito).- Uno de los nombres de los doce grandes dioses; de ahí Vaikunthaloka, la mansión de Vichnú. [Montaña o eminencia fabulosa en donde reside Vichnú (Burnouf).] (G.T. H.P.B.)
* Vainateya (Sánscrito).- "Hijo de Vinatâ". Nombre patronímico de Garuda, ave sagrada de gigantescas proporciones, en la cual va montado el dios Vichnú. Representa la totalidad del ciclo manvantárico. [Véase: Garuda.] (G.T. H.P.B.)
* Vairâgya (Sánscrito).- Se ha traducido esta palabra en el sentido de indiferencia, desapego, desprendimiento, indiferencia a los objetos placenteros del mundo, apatía, carencia de deseos, desapasionamiento, renuncia, y otros términos por el estilo. Patañjali, célebre autor de los Aforismos del Yoga, define la voz vairâgya diciendo: "Es el estado de ánimo (conciencia) en que se halla aquel que ha subyugado sus deseos, y no apetece los objetos de los sentidos ni los revelados por las Escrituras" (libro I, afor. 15). En su comentario sobre este punto, dice Manilal Dvivedi: Se ha creído más conveniente traducir la palabra vairâgya por desapego o desprendimiento mejor que por desapasionamiento, como se hace ordinariamente. Lo que atrae la mente y la hace asumir varias formas como pasiones, emociones, sensaciones, etc., no es más que râga, apego; y vairâgya, por lo tanto, es más bien la ausencia de todo apego que la ausencia de algún simple resultado de dicho apego, como pasión, etc. Vairâgya es efecto del verdadero discernimiento, y en sentir de Vyâsa es el "estado final del conocimiento perfecto", esto es, aquel estado en que la mente, llegando a conocer la verdadera naturaleza de las cosas, ya no será engañada más en el falso placer por las manifestaciones del Avidyâ (ignorancia). (G.T. H.P.B.)
* Vairâj (Sánscrito).- Manú, hijo de Virâj. (G.T. H.P.B.)
Vairâjas (Sánscrito).- Segun la creencia popular, son unos seres semidivinos, sombras de santos, inconsumibles por el fuego, impermeables al agua, que moran en el Tapo-loka [Véase esta palabra], con la esperanza de ser trasladados al Satya-loka (un estado más puro, que corresponde al Nirvâna). El término en cuestión se ha explicado en el sentido de cuerpo aéreos o sombras astrales de "ascetas, mendicantes, anacoretas y penitentes, que han completado su curso de rigurosas austeridades". En filosofía esotérica se les llama ahora Nirmânakâyas, estando el Tapo-loka en el sexto plano (hacia arriba), pero con comunicación directa con el plano mental. Se ha considerado a los Vairâjas como los primeros dioses porque los Mânasa-putras y los Kumâras son los más antiguos en la teogonía, puesto que se ha dicho que hasta los dioses los adoraban (Matsya Purâna); aquellos a quienes Brahmâ, "con el ojo del Yoga contemplaba en las eternas esferas, y que son los dioses de los dioses" (Vâyu-Purâna). [Vairâjas, literalmente: "Hijos de Virâja". Son los Egos ígneos pertenecientes a otros manvantaras. Han sido ya purificados en el fuego de las pasiones. Ellos son los que se negaron a crear; han alcanzado el séptimo Portal y rehusaron el Nirvâna, permaneciendo para los manvantaras sucesivos. (Doctr. Secr., III, 570).] (G.T. H.P.B.)
* Vairin (Sánscrito).- Adversario, enemigo, hostil. (G.T. H.P.B.)
Vairochana (Sánscrito).- Literalmente: "El que todo lo ilumina". Un símbolo místico, o mejor dicho, una personificación genérica de una clase de seres espirituales, descritos como la encarnación de la sabiduría (bodhi) esencial y pureza absoluta. Estos seres moran en el cuarto Arûpa Dhâtu (mundo sin forma) o Buddha-Kchetra [región de Budda], y son los primeros, o la más elevada jerarquía de los cinco Dhyâni Buddhas ortodoxos. Había un Zramana (Arhat) de este nombre (véase: Eitel, Diccionario Sánscrito-chino), natural de Cachemira, "que introdujo el Budismo en Kustan y trabajó en el Tibet" (en el siglo VII de nuestra era). Fue el mejor traductor del Canon semiesotérico del Budismo del Norte, y contemporáneo del gran Samantabhadra. (Véase esta palabra). (G.T. H.P.B.)
Vaisâkha (Sánscrito).- Célebre mujer asceta, nacida en Srâvasti y llamada Sudatta "virtuosa domadora". Fue madre abadesa de un vihâra o convento de upâsikâs hembras, y es conocida como la fundadora de un vihâra para Zâkyamuni Buddha. Es considerada como la patrona de todas las ascetas budistas. (G.T. H.P.B.)
* Vaisheshika.- Véase: Vaizechika. (G.T. H.P.B.)
* Vaishnava.- Véase: Vaichnava. (G.T. H.P.B.)
* Vaishvânara.- Véase: Vaizvânara. (G.T. H.P.B.)
* Vaitaranî (Sánscrito).- Un infierno inmundo destinado a los que viven encenagados en los placeres sensuales. (Zankarâchârya: Comentario al Bhagavad-Gîtâ, XVI, 16). (G.T. H.P.B.)
Vaivaswata (Sánscrito).- [Nombre patronímico equivalente a "Hijo de Vivaswat (el Sol).] Nombre del séptimo Manú, antecesor de la raza postdiluviana, o sea nuestra propia humanidad (la quinta). Célebre hijo de Sûrya (el Sol), después de haberse salvado del Diluvio en un arca (construída por mandato de Vichnú), vino a ser el padre de Ikchvâku, fundador de la dinastía solar de reyes. (Véase: Sûryavanza). [Véase también: Manu Svâyambhuva.] (G.T. H.P.B.)
* Vaizâka (Sánscrito).- Nombre de un mes lunar del calendario indo, correspondiente a abril-mayo. (G.T. H.P.B.)
Vaizâkî (Sánscrito).- El día de la luna llena del mes Vaizâka. (G.T. H.P.B.)
Vaizechika (Vaisheshika) (Sánscrito).- Uno de los seis Darzanas, escuelas o sistemas de filosofía, fundado por Kanâda. [Véase: Filosofía Vaizechika.] (G.T. H.P.B.)
* Vaizvânara (Vaishvânara) (Sánscrito).- El fuego magnético que penetra al sistema solar manifestado -el aspecto más objetivo de la Vida Una (Subba Row). Significa también: fuego, calor, calor vital, calor del estómago; el sol; Agni, el dios del fuego. Con este nombre se designa muchas veces al YO. (Doctr. Secr., II, 521 y 600, nota). Literalmente esta palabra significa: "Salido de Vizvânara (esto es, del fuego o del dios del fuego). (G.T. H.P.B.)
* Vaizvânarî (Sánscrito).- Una oblación particular. (Leyes de Manú, XI, 27). (G.T. H.P.B.)
* Vaizya (Vaisya) (Sánscrito).- Individuo perteneciente a la tercera casta inda: comerciante, agricultor, ganadero, artesano, obrero. (Véase: Casta). (G.T. H.P.B.)
Vajra (Sánscrito).- Literalmente: "Bastón, diamante", o cetro. En las obras indas, el cetro de Indra, parecido a los rayos de Zeus con que esta deidad, como dios del rayo, mata a sus enemigos. Pero en el Buddhismo místico, es el cetro mágico de los Sacerdotes iniciados, exorcistas y adeptos -el símbolo de la posesión de Siddhis o poderes sobrehumanos empuñado durante ciertas ceremonias por los sacerdotes y teurgistas. Es también símbolo del poder de Budda sobre los malos espíritus o elementales. Los posesores de esta vara son llamados vajrapâni. (Véase esta palabra). [Vajra significa también: rayo, centella, arma, arma de Indra (el rayo), diamante. (Véase: Dorje).] (G.T. H.P.B.)
Vajrâchârya (Sánscrito).- El achârya (guru, maestro) espiritual de los yogâchâryas. El "Supremo Señor del Vajra". (G.T. H.P.B.)
Vajradhara (Sánscrito).- El Supremo Buddha, entre los buddhistas del Norte. [Epíteto de Indra, "que empuña el rayo". El regente o presidente de todos los Dhyân Chohans o Dhyâni Buddhas, el más alto o supremo Buddha; personal, pero nunca manifestado objetivamente; el "Vencedor Supremo", el "Señor de todos los Misterios", el "Uno sin principio ni fin"; en una palabra, el Logos del Buddhismo. (Doctr. Secr., III, 380, 387, 389).] (G.T. H.P.B.)
Vajrapâni (Sánscrito).- O Manjushrî, el Dhyâni Bodhisattva (como reflejo espiritual, o hijo de los Dhyâni-Buddhas en la tierra) nacido directamente de la forma subjetiva de existencia; una deidad adorada por los profanos como un dios, y por los iniciados como una Fuerza subjetiva, cuya verdadera naturaleza es conocida sólo de los más altos iniciados de la Escuela Yogâchârya y explicada por ellos. [Véase: Alma-Diamante y Vajra.] (G.T. H.P.B.)
Vajrasattva (Sánscrito).- Nombre del sexto Dhyâni-Buddha (de los cuales sólo hay cinco en el Buddhismo popular del Norte) -en la Escuela Yogâchârya, la cual cuenta siete Dhyâni-Buddhas y otros tantos Bodhisattvas, los "hijos de la mente" del primero. Por esta razón los orientalistas consideran a Vajrasattva como un "Bodhisattva ficticio". [Véase: Humanidad.] (G.T. H.P.B.)
* Vâk (Sánscrito).- La diosa del lenguaje; otro nombre de Sarasvatî. (Râma Prasâd). (G.T. H.P.B.)
* Vakra (Sánscrito).- Curvo, tortuoso; sugestivo. Sobrenombre de Rudra, Ziva, etc.; los planetas Marte y Saturno. (G.T. H.P.B.)
* Vakrabhanita (Sánscrito).- Lenguaje evasivo, palabras equívocas. (G.T. H.P.B.)
* Vakra-bhramana (Sánscrito).- Movimiento en espiral. (G.T. H.P.B.)
* Vakrokti (Sánscrito).- Véase: Vakrabhanita. (G.T. H.P.B.)
* Vâkya (Sánscrito).- Palabra, lenguaje; discurso; sentencia; proposición; aforismo. (G.T. H.P.B.)
* Vâkya Sanyama (Sánscrito).- Dominio sobre el lenguaje. (G.T. H.P.B.)
* Vala (Escandinavo).- Especie de hechicera o pitonisa. (Eddas). (G.T. H.P.B.)
* Valaskialf (Escandinavo).- El palacio de Vale. (Eddas). (G.T. H.P.B.)
* Vale (Escandinavo).- Uno de los Asios, hijo de Odín y Rinda; un hijo de Loke. (Eddas). (G.T. H.P.B.)
* Valentín, Basilio.- Célebre alquimista alemán, nacido en Erfurth, en 1394, y considerado como uno de los fundadores de la química y la farmacia. Entregóse con ardor al misticismo hermético, preparando así la vía a Paracelso. Escribió varias obras muy notables en las que expone sus vastísimos conocimientos químicos y alquímicos, tales como el Carro triunfal del Antimonio, Las Doce Claves de la Filosofía, etc. En sus escritos se encuentran numerosos logogrifos, como el siguiente: Visitando interiora terrœ, rectificandoque, invenies ocultum lapidem, veram medicinam. Juntando las iniciales de cada palabra se encuentra el término vitriolum. (G.T. H.P.B.)
* Valfader (Escandinavo).- Sobrenombre de Odín. (Eddas). (G.T. H.P.B.)
* Valkirias (Escandinavo).- Las vírgenes que asisten a las batallas y sirven de beber a los Enchearyars o héroes en el Walhalla. Sus amadas y protectoras. (Eddas). (G.T. H.P.B.)
* Vâlmîki (Sánscrito).- Nombre del famoso autor del Râmâyana. (G.T. H.P.B.)
Vallabhâchârya (Vallabâchârya) (Sánscrito).- Nombre de un místico que fue chela (discípulo) de Vichnú Swâmi, y el fundador de una secta de vaichnavas. Sus descendientes son llamados Gosvâmi Mahâraj, y poseen grandes extensiones de terreno y numerosos mandirs (templos) en Bombay. Han degenerado en una secta vergozosamente licenciosa. [La secta de los Mahârâjas: Comunidad licenciosa dedicada al culto físico y cuya rama principal se halla en Bombay. El objeto de su culto es el niño Krichna. El gobierno angloindo vióse obligado varias veces a intervenir con objeto de poner coto a tales ritos y prácticas odiosas; y su Mahârâjah gobernador, especie de gran sacerdote, fue encarcelado más de una vez y muy justamente, por cierto. Es uno de los borrones más negros de la India. (Glosario de la Clave de la Teosofía).] (G.T. H.P.B.)
* Vam (Sánscrito).- Nombre de la letra V. Símbolo del Apas Tattva, de Varî, sinónimo de Apas. (Râma Prasâd). Vam es el sagrado monosílabo AUM (OM), pero con una diferente disposición de las letras. Desempeña un importante papel en los rituales de los tántrikas (una variedad de magos negros). Así como OM representa el orden de la evolución, vam representa el de la involución; el primero simboliza la conservación, y por lo tanto está relacionado con Vichnú; mientras que el segundo, emblema de la destrucción, está consagrado a Ziva. (El Hombre, pág. 70). (G.T. H.P.B.)
* Vâma-deva (Sánscrito).- Un Richi védico, autor de varios himnos.
Vâmana (Sánscrito).- Quinto avatar de Vichnú, y de ahí el nombre del Enano, cuya forma asumió aquel dios. (G.T. H.P.B.)
* Vâmana Purâna (Sánscrito).- Uno de los tratados llamados Purânas, que versa sobre el avatar de Vichnú en forma de Enano. (G.T. H.P.B.)
* Vampirismo.- Véase: Vampirismo. (G.T. H.P.B.)
* Vampiros o brucolacos.- Espectros o cadáveres que van por las noches a chupar poco a poco la sangre de los vivos hasta matarlos. -Formas astrales que viven a expensas de las personas, de quienes extraen vitalidad y fuerza. Pueden ser los cuerpos astrales de personas vivas o de las que han muerto, pero que todavía se aferran a sus cuerpos físicos que están en la sepultura, tratando de conservarlos con el alimento que extraen de los vivos, y de esta suerte prolongar su propia existencia. Tales casos son bien conocidos, especialmente en el seudeste de Europa (Moldavia, Servia, Hungría, Grecia, Rusia, etc.). La clave para comprender la naturaleza de los vampiros es que la esfera sensitiva del hombre, de la cual el cuerpo visible es, por decirlo así, nada más que la almendra del fruto, se extiende mucho más allá de los límites del cuerpo; pero un cambio mutuo constante se verifica entre los dos. Por consiguiente, el cuerpo del muerto en quien todavía existe un resto de la vida astral, puede vampirizar a los vivos, y aun más, esto se puede verificar entre los mismos vivos. (F. Hartmann). Casos muy auténticos de vampiros pueden hallarse en las obras de Maximiliano Perty y en Isis sin velo. Algunas personas que no pueden ver tales vampiros, pueden sentirlos instintivamente y hasta físicamente, como un viento frío o como una corriente eléctrica que pasa por el cuerpo. En el curioso artículo de H. P. Blavatsky publicado con el título: El Hipnotismo y sus relaciones con otros medios de fascinación, leemos lo siguiente: "¿Cuál es la causa racional del Vampirismo?" -Si se entiende por esta palabra la transmisión involuntaria de una parte de la propia vitalidad, o esencia de la vida, por medio de una especie de ósmosis oculta, desde una persona a otra, estando dotada (o más bien afligida) está última por dicha facultad vampirizante, entonces sólo puede comprenderse tal acto cuando estudiamos bien la naturaleza y esencia del "fluído áurico". Como toda otra forma oculta en la Naturaleza, este fin y procedimiento exosmósico puede convertirse en benéfico y maléfico, sea inconsciente o voluntariamente. Cuando un operador sano mesmeriza a un enfermo con el deliberado propósito de aliviarlo o curarlo, el cansancio experimentado por el primero está en proporción del alivio prestado. La endósmosis ha tenido lugar, habiéndose el operador desprendido de una parte de su aura vital en beneficio del paciente. Por otra parte, el vampirismo es un procedimiento ciego y mecánico, generalmente producido sin conocimiento del absorbedor ni tampoco de la persona vampirizada. Es magia negra consciente o inconsciente, segun el caso. Porque tratándose de adeptos formados e instruídos y de hechiceros, el procedimiento se efectúa de un modo consciente y con la voluntad por guía. En ambos casos, el agente de transmisión es una facultad magnética y activa, terrestre y fisiológica en sus resultados, engendrada y producida, sin embargo, en el plano de la cuarta dimensión: el reino de los átomos". (Estudios Teosóficos, serie II, págs. 67 y 68). -Para más detalles, véase: Isis sin velo y el artículo Kâma-rûpa. (G.T. H.P.B.)
  1   2   3   4


La base de datos está protegida por derechos de autor ©absta.info 2016
enviar mensaje

    Página principal